Los jefes médicos de Vigo rechazan el nuevo mapa sanitario

Aseguran que supondrá menos presupuesto y no resolverá problemas


Vigo / la voz

Hace dos años, el presidente de la Xunta mantuvo una cena privada en un céntrico hotel de Vigo con los jefes de servicio de los hospitales públicos de la ciudad. Conocedor de que una gran parte del peso de la sanidad descansa sobre sus mandos intermedios, Alberto Núñez Feijoo intentó apagar personalmente el incendio que se avecinaba: que los protagonistas del nuevo hospital, los profesionales, se volvieran contra el proyecto. Les pidió apoyo personalmente y lo logró.

Pero dos años después las aguas bajan revueltas. El último detonante ha sido el nuevo mapa sanitario de Galicia. El Sergas ha decidido que Vigo no sea la referencia para los 300.000 ciudadanos de Pontevedra-O Salnés, que pasan a depender de Santiago. Los jefes de servicio de Vigo se oponen tajantemente y manifiestan su «cabreo» por la decisión.

«Ni se nos ha consultado ni se ha debatido ni se ha explicado. Nadie ha hablado con nosotros», explican los coordinadores del foro de jefes de servicio del Chuvi, una organización que lleva casi dos años funcionando para buscar soluciones a los problemas del área sanitaria y que el jueves fijó una postura común por unanimidad de los 25 presentes. Y en Vigo no hay muchos precedentes de posiciones unánimes de los jefes de servicio de los hospitales. «Es difícil creer que no se vaya a reducir el presupuesto para Vigo si se reduce la población», razonan los médicos a pesar de que el Sergas lo niega; «y, de hecho, sospechamos que ya se ha hecho».

Consideran que hay un maltrato histórico a la sanidad viguesa. Aquí existe un hospital privado (Povisa) que se hace cargo de un área de población y una empresa pública (Galaria) que gestiona varios servicios, algo que no ocurre en ningún lugar de Galicia. Se ha creado una sanidad fragmentada. «Con Vigo se experimenta, y ya está bien; es una ofensa a la inteligencia», protestan.

Son conclusiones que ya le han hecho llegar tanto a la gerencia del Área Sanitaria de Vigo como a la del Sergas. Aunque manifiestan que acatan la decisión, porque no les queda otra, creen que ya ha llegado la hora de quejarse públicamente. Esta medida, aseguran, es contraria a la nueva ley de garantías que aprobó el Parlamento gallego: «Habla de poner al paciente en el centro de atención, así que lo lógico sería acercar los recursos al paciente, y no al revés», que es lo que se hace al obligar a los ciudadanos de las áreas de Pontevedra a desplazarse a Santiago en vez de a Vigo.

Además de reordenar el mapa para las especialidades generales, el Sergas ha establecido varios procedimientos de referencia. Solo hay cuatro casos en los que el Complejo Hospitalario Universitario de Vigo sea la referencia única (A Coruña 11, Santiago 10) y diez más en las que es referencia compartida con otra área (A Coruña 9, Santiago 10). Aseguran los jefes de servicio que nadie los ha motivado para pedir técnicas de referencia y que el Sergas las ha establecido sin hablar antes con los profesionales, de modo que salen perdiendo.

Pero ofrecen soluciones. «Si el problema es la lista de espera, lo lógico es incrementar los recursos, no desplazar pacientes».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos

Los jefes médicos de Vigo rechazan el nuevo mapa sanitario