Arbo impulsa un frente contra la alta tensión con alcaldes lusos

Las instalaciones eléctricas crispan los ánimos en varios municipios

Los vecinos de Arbo se manifestaron recientemente en Santiago para hacerse oír por las autoridades.
Los vecinos de Arbo se manifestaron recientemente en Santiago para hacerse oír por las autoridades.

arbo / la voz

El alcalde de Arbo, Xavier Simón, está impulsando un frente institucional transfronterizo contra el trazado de alta tensión que atraviesa su municipio y los portugueses de Monçao y Melgaço. Con este motivo ha mantenido entrevistas al otro lado del Miño para aumentar la presión tanto ante las autoridades españolas como portuguesas.

Las torres de alta tensión para dar servicio a las industrias del norte del país luso y del sur de Galicia transcurren a escasos metros de las casas. Algunos vecinos afirman que el trazado pasará a veinte metros de su vivienda. Nadie quiere un campo magnético tan cercano. Los expertos hablan de las consecuencias negativas para la salud de este tipo de instalaciones. De hecho, para el próximo día 8 de febrero está organizado en Melgaço un panel en el que cuatro médicos especialistas en la materia hablarán de los efectos sobre la salud de estos campos generados por las instalaciones eléctricas.

La charla tendrá lugar en el auditorio de Melgaço a las cuatro y media de la tarde hora española y a ellas van a asistir ciudadanos afectados de los dos municipios, entre ellos Celeste Pedrosa. Este portavoz del colectivo señala que el próximo día 2 de febrero van a mantener una asamblea de los afectados para estudiar nuevas medidas que llevar a cabo. «Non descartamos saír de novo á rúa ou pecharnos no Concello», señala Pedrosa.

Los trazados eléctricos están alterando también a los vecinos de otros municipios del área de Vigo. En Torneiros, O Porriño, están hartos de las grandes torretas que dan servicio a las industrias de la zona. Los vecinos quieren que se soterre la línea.

El portavoz del Bloque, Pedro Pereira, ha recogido las reivindicaciones vecinales y pide una partida para el soterramiento de la línea de alta tensión, así como la firma de un nuevo convenio con la Xunta y Unión Fenosa para que el Gobierno autónomo y la empresa comprometan también los recursos económicos necesarios para poder realizar esta obra. El Ayuntamiento, la empresa eléctrica y la Xunta habían firmado un convenio de colaboración en el año 2008 (durante el gobierno presidido por Raúl Francés), por el que las tres partes se comprometían la aportar los fondos necesarios para llevar a cabo el soterramiento. Sin embargo el acuerdo no fue desarrollado por el PP cuando llegó al gobierno local en el 2010. Nelson Santos, ya se había pronunciado en contra del soterramiento cuando era portavoz de Ciudadanos por Porriño y mantuvo su posición cuando accedió a la alcaldía.

Pero la alta tensión también crispa a una parroquia de Ponteareas. En Padróns, también hay polémica por un trazado de electricidad que pasará por debajo de las viviendas. La línea de alta tensión va a ser instalada para suministrar energía a una gran nave de cría de pollos. Estos animales necesitan un complejo sistema de iluminación y calefacción que conlleva un elevado consumo de energía. Para garantizar la buena marcha de las instalaciones se necesita mucho voltaje. El alcalde ha solicitado a Industria que modifique el trazado de la línea.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Arbo impulsa un frente contra la alta tensión con alcaldes lusos