Los juzgados no encuentran al excéltico

La Voz

VIGO

19 ene 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

Valery Karpin no va nunca a los juicios ni subastas de sus promotoras de Vigo. Los juzgados se comunican con él mediante edictos porque no lo encuentran en su domicilio de Canido. Lleva desde noviembre del 2012 en el timón del Spartak de Moscú, que enderezó con éxito. El zar del balón tiene la mente ocupada en las competiciones de la Fifa y Uefa y por pelear en su liga.

En una entrevista en la web de la Fifa, Karpin recordó su época dorada en el Celta, sus inversiones en la ciudad y su mecenazgo con el deporte local. Le llegaron a apodar el Abramovich gallego, el millonario ruso dueño del Chelsea. «Lo único en lo que nos parecemos es en que somos rusos», contestó en la entrevista de la Fifa. Y explicó sus proyectos urbanísticos en Vigo: «¿Por qué aquí? Porque me gusta Vigo, la gente, el ambiente, estuve 5 años seguidos y eché raíces. El entorno me enamoró y aquí están mis amigos», contó.

Luego, reflexionó sobre la crisis: «La economía española vivió una época dorada basándose solo en el sector inmobiliario, es una crisis general». Y recordó que «en el campo compites 90 minutos de manera muy pasional pero la empresa no es un campo de batalla, hay que templarse mucho más, no es tan intensa».