Inundaciones en el centro de Gondomar y la desembocadura del Lagares

La Policía Local cortó varios viales y alertó a conductores tras el desbordamiento del río Miñor


Vigo

El centro de Gondomar fue anegado a las diez de la mañana por una inundación de más de un metro de profundidad por el desbordamiento del río Miñor a causa del temporal. Por la tarde, la Policía Local de Baiona y luego la Guardia Civil de Tráfico desalojaron los coches aparcados por curiosos que iban a ver olas de 9 a 12 metros y que hace dos días causaron daños en el rompeolas de Baiona. Se espera que la situación del mar empeore a última hora de la tarde. La afluencia de público generó un atasco en la carretera de la costa.

La Policía Local de Gondomar no recuerda que el nivel del agua en las casas fuese de tanto calibre desde hace años. Los agentes tuvieron que cortar al tráfico varios carriles y la carretera de Mañufe. Hubo daños en una aldea cercana.

Los efectivos también alertaron a unos conductores que tenían aparcados sus coches en el entorno del mercado de Abastos para que los retirasen por riesgo de que fuesen cubiertos por el agua. Las calles quedaron intransitables.

La Policía Local de Vigo ha cortado al tráfico el puente del Lagares en Samil por que el río se ha desbordado. La marea y las lluvias han anegado el tramo de vial que va desde el puente de la depuradora hasta la avenida de Samil.

El desbordamiento del río se debe, según fuentes policiales, a los efectos combinados de la marea alta y las intensas lluvias caídas esta noche. La calle quedó totalmente inundada y la Policía Local impidió desde las 9.00 horas que circulasen los vehículos por esa zona. A las 18.00 horas, la situación aún no estaba restablecida pero los vehículos podían circular por el puente con precaución.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Inundaciones en el centro de Gondomar y la desembocadura del Lagares