La Universidad estudia pedir protección para el monte Galiñeiro

La institución es partidaria de que se excluya de la explotación minera


vigo / la voz

La Universidad de Vigo estudia sumarse a las peticiones de la Plataforma por la Protección de la Sierra del Galiñeiro para reclamar la protección de este espacio.

Aunque la propuesta ya cuenta con el visto bueno del rector, en la actualidad se analizan las distintas posibilidades para llevar adelante la solicitud. En concreto, existen dos posibles vías. La primera pasa por ampliar el actual parque natural del monte Aloia hasta el Galiñeiro, como prolongación de la misma sierra. La otra sería excluir la sierra de la cuadrícula minera con posibilidad de explotación para evitar que sufra daños y lograr su protección. Aunque no está decidido, en principio la Universidad se decanta más por la segunda opción por considerarla más factible.

El interés de la institución académica se debe, entre otros aspectos, al perjuicio que podrían ocasionar las explotaciones para la realización de actividades como las prácticas de campo que se vienen desarrollando en geología y biología, al margen del daño que pueda ocasionar a la flora y la fauna y del interés que para los vecinos tenga su defensa en aspecto como el ocio. Tras recibir el visto bueno del rector, el paso siguiente será una reunión con los colectivos defensores del Galiñeiro para, a continuación, iniciar los trámites.

La Plataforma por la Protección de la Sierra del Galiñeiro inició las movilizaciones para salvar la sierra de las instalaciones eólicas que estaban previstas para esa zona, un total de trece molinos de tres megavatios cada uno. Tras el parón sufrido por estas iniciativas desde el Gobierno central, la atención de los vecinos se centró en la posible explotación minera. Todo empezó al trascender la existencia de una carta enviada desde la Xunta a alguno de los concellos afectados en la que se pedía información para averiguar la rentabilidad de un proyecto sobre las llamadas Tierras Raras, nombre que reciben diecisiete elementos químicos utilizados para tecnología punta y, por tanto, muy valorados.

En opinión de Antón García, secretario de la Plataforma, «si se pone a andar una explotación de ese calibre, sería un desastre porque se desarrolla a cielo abierto y para sacar unos gramos de material es necesario remover muchas toneladas de tierra». Añade que la Xunta pone a disposición de las empresas que deseen concursar una serie de cuadrículas mineras en las que cabría la posibilidad de llevar a cabo la explotación.

La Plataforma por la Protección del Galiñeiro reivindica la figura de parque natural, que podría ser mediante la prolongación del monte Aloia. Se opone «rotundamente» al desarrollo de un parque industrial que vaya en contra de la integridad actual de la sierra, ya sea a través de los molinos de energía eólica como de la explotación de Tierras Raras, que considera mucho más grave.

Los integrantes de la Plataforma han protagonizado sucesivas movilizaciones en los últimos años en defensa de este espacio, integrado en los municipios de Vigo, Tui, Gondomar, O Porriño y Mos.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
5 votos

La Universidad estudia pedir protección para el monte Galiñeiro