Los pacientes de Povisa podrán elegir en tres meses si dejan el hospital

El Sergas y el centro llegan a un acuerdo de convenio por diez años con un máximo de 75 millones de euros


Vigo

El Servizo Galego de Saúde y el Hospital Povisa acaban de llegar a un acuerdo para firmar un nuevo concierto. Tres años después de que caducara el anterior contrato, de que la empresa amenazar con echar a mil trabajadores, de unas negociaciones tensas y de una terrible inestabilidad laboral en el hospital privado, el Sergas anunció ayer que hay fumata blanca: Povisa seguirá atendiendo a una parte de la población de Vigo durante diez años.

Serán un máximo de 139.000 personas. Y será, al menos al principio, población de O Morrazo, O Val Miñor y de la adscrita a los centros de salud vigueses de Beiramar, Coruxo, Coia, López Mora y Navia. Pero no se obligará a esos ciudadanos a ir a Povisa, ya que se establecerá un sistema de libre elección de hospital. El concierto simplemente habla de libre elección, y será el Sergas el que cada año establezca cómo funciona, a través de una resolución.

La gerente del organismo sanitario, Nieves Domínguez, explica que la idea que se maneja es dejar cada mes de enero para que la gente elija si va a Povisa o al Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi), y que durante un año no varíe. En el 2014 se hará cuando se firme el concierto, tras la tramitación administrativa. En un primer momento, esta oferta se lanzará solo para aquellos ciudadanos que ya pertenecen al área de Povisa. «No esperamos cambios masivos», dice Domínguez. El hospital del Grupo Nosa Terra se hace cargo de unas 141.000 tarjetas sanitarias.

Como la resolución es anual, se estudiará cada año el mecanismo. «Se podría ampliar en el futuro», asegura la gerente, en referencia a otras zonas de Vigo. Povisa no tiene ninguna garantía en caso de que haya una espantada masiva de pacientes: a nadie se le obligará a adscribirse a ese hospital. Pero el Sergas sí se compromete a mantener un mínimo de 120.000 pacientes en caso de que sea la Administración la que retire a los pacientes.

El acuerdo deja claro que la apertura del nuevo hospital de Beade, prevista para finales del año 2015, no impedirá la continuidad de Povisa como hospital general de referencia para parte de la población de Vigo. El Sergas invoca el Acuerdo Básico por la Salud, firmado en el año 2006, que preveía que Povisa continuara. Povisa se garantiza la estabilidad que reclamaba, al firmar un contrato de diez años -en realidad, ocho más dos prorrogables, la misma fórmula que en el concierto que estuvo vigente entre el 2001 y el 2010-.

El concierto está acordado pero ahora debe superar varios trámites administrativos hasta que lo apruebe, en unos tres meses, el Consello de la Xunta. Así que no estará en vigor el 1 de enero, como esperaba Sanidade.

El centro sanitario cobrará 540 euros anuales por cada paciente de su área, y se hará cargo de la asistencia hospitalaria. El hospital es partidario de absorber también la atención primaria, pero el Sergas no quiere. Hasta ahora facturaba según la actividad que realizaba. Si se cubre el cupo de 139.000 personas, Povisa ingresará 75,06 millones al año del Sergas. Actualmente ronda esos ingresos, aunque la Consellería de Sanidade no hace públicos los datos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos

Los pacientes de Povisa podrán elegir en tres meses si dejan el hospital