La resonancia abre los fines de semana para bajar la alta espera

Funciona de 7.00 a 23.00 después de que casi se triplicase la demora

Imagen del interior de la unidad móvil de resonancia que pertenece a Galaria.
Imagen del interior de la unidad móvil de resonancia que pertenece a Galaria.

Vigo / la voz

La lista de espera para hacerse una resonancia en Vigo se desmadró en el último trimestre. Prácticamente se multiplicó por tres el número de días que esperan los pacientes para someterse al más avanzado de los estudios de imagen, ya que pasó de los 47 días que se demoraba una resonancia en septiembre del 2012 a 117, casi cuatro meses, un año después. Por eso, al Servizo Galego de Saúde (Sergas) no le ha quedado más remedio que lanzar un plan para controlarlo.

La pieza fundamental de ese plan pasa por que el servicio de Diagnóstico por Imagen, con base en el Hospital Xeral pero gestionada por la empresa pública Galaria, abra también los fines de semana. Según fuentes sanitarias, la idea inicial era acabar el año sin echar mano de los sábados y los domingos por motivos presupuestario. Pero no ha quedado más remedio que hacerlo.

Ahora, de lunes a viernes se hacen pruebas entre las 7.30 y las 21.30 horas. Los sábados y los domingos se amplía el horario y se cita a los pacientes entre las 7.00 y las 23.00 horas. Es decir, la resonancia magnética permanece abierta 16 horas cada día, 32 en todo el fin de semana.

No en vano, Vigo estaba muy por encima de la media de Galicia en tiempos de espera para una resonancia. En el conjunto de la comunidad la demora era, como promedio, 90 días, según los datos del 30 de septiembre, un mes menos que en Vigo.

Y eso que no todos los hospitales públicos de Galicia cuentan con resonancias propias. De hecho, la empresa Galaria envía una unidad móvil, que consiste en un camión equipado para realizar las pruebas de imagen en los centros sanitarios comarcales.

Según los últimos datos hechos públicos por el Sergas, en Vigo hay 3.191 personas esperando una resonancia magnética, más del doble que hace solo un año. En conjunto, los hospitales de Santiago y A Coruña -los otros dos de tipo terciario de la comunidad, que atienden a un volumen de población similar- suman menos pacientes en lista de espera que Vigo. En concreto, 2.335.

Al Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi) las resonancias le cuestan dinero. En un caso único en un hospital grande de Galicia, el Chuvi no hace sus propias resonancias, sino que se las compra a la empresa pública Galaria, lo que le obliga a un desembolso de cientos de miles de euros cada año. Los radiólogos del Chuvi quieren hacer resonancia magnética, porque es la técnica más avanzada en diagnóstico por imagen; pero el Sergas no se lo permite.

Con el agravante, además, de que en Vigo se hacen más resonancias que en cualquier otro lugar de Galicia. Y, más en concreto, se realizan el doble que en A Coruña a pesar de que la población de referencia del hospital herculino es ligeramente superior a la de Vigo.

El objetivo del plan de hacer pruebas el fin de semana consiste en acabar el año en la media gallega en cuanto a tiempo de espera, es decir, en 90 días de media.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La resonancia abre los fines de semana para bajar la alta espera