El recibo de la luz acapara el 80 % de las peticiones de ayuda a Cáritas

A partir del próximo año la organización diocesana de Tui-Vigo prestará el mismo servicio en las parroquias para evitar listas de espera


Vigo / La Voz

Una muestra de la preocupación que genera entre los ciudadanos el consumo de energía eléctrica es que el 80 % de las personas que acuden a Cáritas Diocesana de Tui-Vigo tienen problemas con el recibo de la luz. Los casos más frecuentes son los de aquellos ciudadanos que no pueden pagar la tarifa y que se ven abocados a vivir en penumbra.

Desde Cáritas lamentan las trabas que ponen las compañías eléctricas (unas más que otras), lo que dificulta la ayuda que intenta prestar a las familias afectadas para evitar que les corten el suministro y les concedan un aplazamiento en el pago. Echan en falta atención personalizada que atienda las demandas sociales, ya que en la mayoría de los casos el servicio telefónico es automático y cada vez que se requiere, atiende una persona distinta.

Otros casos son los de quienes pretenden contratar menos potencia para reducir el gasto y no encuentran cómo hacerlo. Conocer los pormenores del recibo para saber a qué se debe la cantidad desorbitada que figura en las facturas se ha convertido en una misión imposible.

Para tratar de descongestionar la atención que presta Cáritas y evitar las listas de espera, en estos momentos de unas sesenta personas, el próximo año prestará la misma asistencia en las parroquias sin coste alguno para estas. Trabajadores sociales de la central se desplazarán para echar una mano a los voluntarios que desempeñen el trabajo en esa especie de minisucursales. Hasta ahora la labor de Cáritas parroquial se centraba más en asuntos de primera necesidad como alimentación y ropa.

Hasta el mes de noviembre Cáritas Diocesana de Tui-Vigo había atendido a 1.472 familias, cifra que ya supera la del 2012, cuando se quedaron en 1.414.

Tras finalizar los últimos tres años con déficit, la organización espera terminar el 2014 con superávit gracias al aumento de los donativos que en este último mes han sido más del doble de lo habitual. A día 20 ya alcanzaban los 34.600 euros.

Esta subida en el último momento es achacada a varios motivos, entre ellos a la desgravación que en la declaración de la renta suponen los donativos, de un 25 % las personas físicas y un 35 %, las empresas. El espíritu navideño sin duda tiene mucho que ver en la explosión de generosidad de estos días, junto con reflexiones más simples como el deseo de ayudar a los demás.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El recibo de la luz acapara el 80 % de las peticiones de ayuda a Cáritas