«Hacemos un estudio para saber por qué hay tanto rechazo a la diálisis peritoneal»

El 87 % de los prefieren ir al hospital cada dos días que tratarse en su casa


Vigo / La Voz

Nefrólogos de Galicia, Asturias y el norte de Portugal se reúnen el viernes en el Hospital Xeral en la jornada sobre diálisis peritoneal continua ambulatoria que organiza el servicio de Nefrología del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi). El jefe de ese servicio, José María Lamas, defiende la técnica porque, dice, mejora la calidad de vida del paciente.

-¿Qué es la diálisis peritoneal?

-Una técnica que se hace cuando un enfermo renal acumula exceso de toxinas y líquido porque sus riñones fallan. Se limpia a través del peritoneo, dos membranas que envuelven el intestino y que están muy irrigadas de sangre. Si uno mete un líquido limpio, la suciedad de la sangre pasa por para allí. Si se recambia el líquido, se va limpiando la sangre. Obliga a llevar un tubito de goma en el abdomen con un tapón por fuera. Hay que hacer un intercambio de líquido tres o cuatro veces al día.

-¿En qué se diferencia de la hemodiálisis?

-En la hemodiálisis se pincha las venas para sacar la sangre y luego se vuelve a introducir en el cuerpo después de limpiarla en una máquina. Hay que hacerlo cada dos días en el hospital.

-¿Cuántos pacientes siguen desde el Chuvi?

-En diálisis peritoneal, 30 pacientes. En hemodiálisis, 100 en el Chuvi y remitimos 120 a un centro concertado, la Fundación Renal Íñigo Álvarez de Toledo.

-¿En qué casos opta el médico por la peritoneal?

-En principio, no opta el médico. Salvo que haya contraindicaciones, se lo planteamos al paciente y él decide. De entrada, podría hacerlo cualquiera.

-Si es el paciente el que elige, llama la atención que, entre comillas, solo haya 30 casos de 250.

-No, se puede decir solo, sin comillas. Es poco. En nuestro caso, el 13 % de los pacientes se mantienen en diálisis peritoneal. En España, el 11 %. El problema es que muchos enfermos prefieren delegar el tratamiento en el personal sanitario. Para la peritoneal tienes que estar pendiente todos los días. Cada intercambio de líquido dura 30 o 40 minutos. En la hemodiálisis, vas cada dos días al hospital, pero el día intermedio te olvidas.

-¿Y la peritoneal nocturna?

-Se hace mientras se duerme, pero hay que estar conectado a una máquina nueve o diez horas, más de lo habitual. Para alguna gente es demasiado y prefiere hacerlo manualmente. Seguimos a una docena de pacientes.

-¿Por qué cree, entonces, que son tan pocos los que prefieren evitar desplazarse al hospital?

-En nuestra área nos llama la atención el rechazo que existe, porque tenemos médicos muy volcados con esta técnica. De hecho, estamos haciendo un estudio para saber por qué hay tanto rechazo. Lo empezamos hace tres años, pero todavía no tenemos conclusiones.

-Llevan desde los años 80 con la diálisis peritoneal. En la jornada del viernes van a poner en común la evolución de la técnica. ¿Qué ha cambiado?

-Han mejorado mucho los sistemas de conexión, que han disminuido mucho la incidencia de infecciones del peritoneo, uno de los problemas más importantes en los inicios de la técnica; y también la composición de los líquidos, que pueden irritar el peritoneo, así que hay menos infecciones. que son más naturales e irritan menos la membrana.

-¿Cuántas menos?

-Ha disminuido drásticamente el número. Ahora estamos en algo menos de 0,5 peritonitis por paciente y año.

-¿Hay un paciente tipo de insuficiencia renal?

-No, pero cada vez aumenta más la edad de los pacientes y cada vez hay más diabéticos y arterioscleróticos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

«Hacemos un estudio para saber por qué hay tanto rechazo a la diálisis peritoneal»