El Tui medieval inspira el filme de animación «El pequeño mago»

El día 15 se estrena el primer largometraje de Roque Cameselle


tui / la voz

Una década después de que Edición Xerais publicase Bieito Dubidoso, el personaje creado por el vigués Roque Cameselle llega a la gran pantalla. El pequeño mago, escrita y dirigida por el autor del libro, que como cineasta ya atesora un gran palmarés a sus 32 años, se estrena en la salas de toda España el día 15 de la mano de la distribuidora Barton Films.

El Tui medieval aparece como escenario de este largometraje de dibujos animados producido por Deboura Cinema y que ha sido nominado a mejor Película de Animación en los Premios Goya del 2012. Paradójicamente, la mayor prueba de fuego para el director, confiesa, ha sido la crítica del público infantil que ya vio la cinta en el Festival Internacional de Sebastián el 27 de septiembre. «Superó las críticas de los niños, les gustó; era una prueba importante», afirmó ayer el director.

A dos semanas del estreno de su primer largo, habla de su trabajo con la misma ilusión y magia con la que quiso caracterizar a su gran protagonista. «Estoy muy bien, encantado; hoy en día estrenar algo es muy difícil, ha sido toda una aventura de más de seis años», afirma. Sin más pretensiones. «Ya tengo mi primera película, ahora solo espero y deseo que la gente la vea y la disfrute», insiste.

La cinta llega ya galardonada a las salas comerciales porque el trabajo de Marc Timón y Miguel Cordeiro le valió el premio internacional Jerry Goldsmith a la mejor banda sonora de largometraje.

La película, avanza Cameselle, está basada en los primeros 12 capítulos de Bieito Dubidoso. Novela y cinta arrancan y se desarrollan en el Tui del siglo XII. «El libro y la película comienzan con la invasión normanda por el río Miño», recuerda. La elección fue clara: «Era la ciudad ideal para situar la historia porque yo quería reflejar lo que ocurría en esa época en Galicia, cuando se dividieron España y Portugal». «Tui era a veces gallega, otras de Portugal», indica.

También hay muchos pasajes y nombres propios, con licencia de autor. Entre ellos el del obispo Juan, que sí existió realmente y que en El pequeño mago es el dueño y señor de la ciudad. «Es el malo», señala su creador, porque no le perdonará a Bieito Dubidoso que, con solo 9 años, fuera quien de echar a los normandos con su magia como arma.

Edicións Xerais ha editado también O pequeno mago, con ilustraciones de Xevi Benítez. La película se estrena en gallego, español y euskera.

«Es para toda la familia porque tiene una lectura para niños y otra para padres, así que confío en que les guste a todos», afirma el pequeño gran director. Como aval cuenta con cuatro cortometrajes y dos libros previos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

El Tui medieval inspira el filme de animación «El pequeño mago»