«Hoy voy a asesinarte, nena»

El cantante de The Refrescos interpreta canciones machistas en un espectáculo organizado por la Unidade de Igualdade de la Universidad de Vigo


Vigo / La Voz

Los mensajes que lanzan al aire las canciones son aparentemente inocuos. Pero algunos no son tan inofensivos. A lo largo de tiempo actúan como la gota malaya que va calando en el cerebro sin que el receptor se de cuenta de lo que entra en él. Sobre esa idea se construye el espectáculo Te solté la rienda, titulado como la canción de José Alfredo Jiménez que han seguido interpretando músicos de todas las épocas, desde María Dolores Pradera a Andrés Calamaro o Maná.

El músico y periodista vigués Bernardo Vázquez, líder del grupo The Refrescos, es el protagonista, junto al pianista Rafa Rubio, del espectáculo organizado por la Unidade de Igualdade de la Universidad de Vigo que ayer se celebró en la Escuela de Ingeniería Industrial. «Es un recorrido por las canciones españolas y de Latinoamérica que perpetúan el sexismo, el machismo y el papel sumiso de la mujer», explica. Bernardo, en una de sus múltiples facetas, creó el dúo Refresh & Co junto al teclista y con este formato desarrollan conciertos temáticos. «Tenemos monográficos de canciones de fiesta, de canciones de verano y sobre este asunto», cuenta.

Celia Vázquez, profesora de Filología Inglesa e integrante también de la Unidade de Igualdade de la universidad viguesa, se puso en contacto con él para incluir el espectáculo en la programación del departamento y se redondeó una actuación que antes de la parte musical explica a los espectadores el contexto.

El músico, esta vez en su faceta de periodista, argumenta lo que después pondrá en escena. «Lo planteamos como un programa de televisión, con animación y una base de investigación incidiendo en que que en esta sociedad mediática en la que vivimos normalizamos todo tipo de mensajes, desde el abuso al que nos someten los gobiernos, a vivir como esclavos trabajando por dos duros».

En el caso de Te solté la rienda, el objeto de análisis es la música, «que desde el tango a la copla, de la ranchera al reguetón, reproduce códigos de conducta machistas que actúan como vehículo transmisor de la violencia de género, pero no solo ocurre con las canciones, en el día a día tenemos estos mensajes involucionistas y retrógrados». El cantante de Aquí no hay playa menciona algunos de los temas que se escuchan en el show: La mataré, de Loquillo, Hoy voy a asesinarte, de Siniestro Total; Lo estás haciendo muy bien, de Semen Up, Sin ti no soy nada, de Amaral, la copla La bien pagá o éxitos violentos e insultantes del reguetón o de grupos como Molotov y Calle 13.

«Los mensajes se han normalizado de tal manera que mucha gente ni se da cuenta de que se usan términos que degradan a las mujeres y las canciones actuales aún son más vejatorias que las del pasado. No hemos evolucionado nada en este aspecto», lamenta Celia Vázquez.

El espectáculo también incluye la proyección de vídeos y extractos de actuaciones de humoristas, «cosas con las que todo el mundo se reía y ahora, aunque no sea correcto, también».

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
16 votos

«Hoy voy a asesinarte, nena»