El exalcalde de Gondomar no declara en el juicio acusado por prevaricación urbanística

El antiguo concejal de Urbanismo, Alfonso De Lis, afirma que contrataron informes privados para otorgar licencias por la «obstrucción» de las técnicas municipales creando una situación insostenible


Vigo

El ex alcalde de Gondomar, Martín Urgal ha optado por no responder a las preguntas de la Fiscalía en el juicio que ha comenzado esta mañana en el Penal 2 de Vigo. El antiguo regidor está imputado por un presunto delito continuado de prevaricación urbanística junto con el antiguo concejal de Urbanismo, Alfonso Delis y el abogado José Martínez Torea por otorgar licencias sin contar con los preceptivos informes jurídicos de la secretaria municipal y de la técnico de administración general, que fueron apartadas de estas funciones mediante una resolución de alcaldía.

Quien sí lo ha hecho ha sido Alfonso Delis, que ha dicho que contrataron informes jurídicos a Martínez Torea por la «obstrucción de las técnicos municipales, que se negaban a aplicar la normativa urbanística vigente». Tras la anulación judicial del Plan Xeral, una sentencia de 2008 declaraba que el planeamiento vigente eran las viejas normas subsidiarias, pero las técnicas municipales insistían en considerar que Gondomar era un Concello sin planeamiento.

Dijo que la técnico de administración general «adoptó una actitud de rebeldía creando una situación insostenible. Usando informes jurídicos del abogado Torea otorgaron más de una treintena de licencias que ahora están en el aire.

Por otra parte Delis ha afirmado que las técnicas municipales continuaron informando sobre los asuntos urbanísticos y que tal vez la redacción de la resolución de la alcaldía no fue muy afortunada al expresar que se las «apartaba».

Dos años de prisión

El juicio se prolongará hasta mañana miércoles. La Fiscalía pide dos años de prisión para los tres acusados. Observa el delito en la firma de resoluciones sin contar con los preceptivos informes municipales. Entre los testigos, se encuentran las funcionarias, que fueron marginadas por los anteriores responsables municipales y portavoces politicos de la anterior corporación, entre ellos el ex alcalde nacionalista, Antonio Arauxo. También ha sido citado el actual alcalde, Fernando Guitián, que no formaba parte de la corporación cuando sucedieron los hechos que se juzgan.

Quienes se sientan en el banquillo son los responsables políticos que se auparon al poder tras la moción de censura que desalojó al BNG en julio de 2009, que en aquella época gobernaba Gondomar en minoría.

Votación
9 votos

El exalcalde de Gondomar no declara en el juicio acusado por prevaricación urbanística