La policía desaloja de la Xunta al comité de Povisa

Los trabajadores se habían encerrado en el vestíbulo del edificio a las once de la mañana


Efectivos de la Policía Nacional desalojaron por la fuerza al comité de Povisa del edificio de la Xunta, en cuyo vestíbulo permanecían encerrados desde las once de la mañana. Pretendían reunirse con la delegada del Gobierno autonómico en Vigo, María José Bravo, para pedirle que la Xunta exija a la dirección del hospital que cumpla sus compromisos. «Este no es solo un conflicto laboral, estamos hablando de dinero público», afirmó la portavoz del comité, María Xesús Neira. En el encierro participaban unas 70 personas, pero cuando pasadas las doce del mediodía los agentes empezaron a identificar a los encerrados, optaron por permanecer en el interior solo los miembros del comité. El resto de los trabajadores se concentró en el exterior.

A las 13.30, media hora antes del horario habitual, se cerraron las puertas del edificio al público en general y los policías invitaron a los encerrados a salir. Ante la negativa de estos, terminaron sacándolos de uno en uno.

Desde el pasado 24 de julio las relaciones laborales de la plantilla de Povisa se rigen por el convenio provincial, lo que supone una merma de hasta el 40 % en el salario. Después de más de un año de negociación, trabajadores y empresa no han logrado ponerse de acuerdo para aprobar un nuevo convenio colectivo. Todos los sindicatos con presencia en el centro, salvo el de los médicos, secundan las movilizaciones. En cumplimiento del convenio que la Xunta mantiene con Povisa, el hospital privado atiende a 144.000 pacientes del área sanitaria de Vigo.

Votación
6 votos

La policía desaloja de la Xunta al comité de Povisa