La plantilla de Povisa irá a la huelga y recurrirá al juez la rebaja salarial del 40%

Los sindicatos inician movilizaciones, la empresa negociará en septiembre


Vigo / la voz

La segunda empresa con más plantilla en Vigo se encamina a la huelga. Los sindicatos que integran el comité de empresa de Povisa y muchos trabajadores afrontaron con un gran cabreo la jornada de ayer, en la que el hospital se quedaba sin convenio propio y pasaba a depender del acuerdo laboral provincial, con unos salarios en torno a un 40 % inferiores a los que venían cobrando. Como respuesta al fracaso de las negociaciones, acordaron un calendario de movilizaciones que arranca el lunes y una huelga indefinida desde el 19 de agosto.

Además, las centrales sindicales prepararán individualmente recursos para acudir a los tribunales, aunque no todas tienen claro si lo presentarán, a la espera de que las movilizaciones den resultado. La CIG, sí: «Houbo mala fe da empresa nas negociacións», dice Chus Neira. «Ademais, hai un artigo do convenio que decaeu que di que seguirá vixente ata que haxa un novo convenio». Esa será la argumentación del la CIG, que conoce que la reforma laboral ha eliminado la ultraactividad, es decir, si un convenio decae ya no se prorroga, sino que se pasa al de ámbito superior. Por eso entra el vigor el provincial.

La plantilla se reunió en asamblea para analizar las medidas, que provocarán «unha gravísima perda de poder adquisitivo», según Araceli Loureiro, de Comisiones Obreras. Asegura que el hospital privado recibe «os mesmos orzamentos do ano pasado máis o IPC, que non percibiu ningún hospital público da rede Sergas». Un portavoz del Sergas descartó hacer comentarios al respecto. En una reunión con el comité, el alcalde, Abel Caballero, le trasladó que tratará de mediar ante la Xunta.

Interés en negociar

Desde la dirección del hospital un portavoz indica que la propuesta de la empresa ha sido «razonable», pero que los sindicatos «rompieron las negociaciones». Asegura que garantizaban el 100 % de los salarios, pero que los nuevos contratados tendrían unas nóminas menores «para garantizar la viabilidad de la empresa». Pero Povisa insiste en que tienen «todo el interés en llegar a un acuerdo».

La empresa ha propuesto el 15 de septiembre para retomar las negociaciones y sostiene que le gustaría que fuera antes, pero que los sindicatos se han negado.

Lo que está claro es que ambas partes están interesadas en un acuerdo. El comité, porque desde ayer a los 1.400 empleados que integran la plantilla cobra un 40 % menos (ver tabla, según las categorías). Y la dirección, para que exista paz social y no desmotivación y, según indica CC.OO., porque el convenio provincial establece turnos con horarios muy restringidos y la empresa estaba buscando flexibilidad.

Votación
7 votos

La plantilla de Povisa irá a la huelga y recurrirá al juez la rebaja salarial del 40%