Povisa avisa a su plantilla de que bajará los salarios sobre un 40 %

Los sindicatos dicen que es la primera empresa gallega que se descuelga de un convenio para aplicar el provincial


Vigo / la voz

El personal del Hospital Povisa recibió ayer una carta en la que la dirección le anuncia que a partir del próximo lunes quedan sometidos al convenio provincial de la sanidad privada. Esto provocará un desplome de los salarios que en algunos casos, según fuentes sindicales, hará que los trabajadores cobren la mitad de lo que ingresan ahora. La empresa no ha confirmado oficialmente la existencia de la citada carta ni su intención.

Según el convenio provincial, un médico cobra 1.086 euros al mes, una enfermera percibe 957 euros y un auxiliar recibe 879. Actualmente, en Povisa los salarios base de los médicos rondan los 1.700 euros, los de las enfermeras los 1.600 y los de los auxiliares los 1.400. Quedan al margen los posibles pactos individuales que pueda tener cada trabajador con la empresa, pero en los tres casos la rebaja salarial está en torno al 40 %.

El comité de empresa se concentró ayer ante la Inspección de Trabajo mientras dentro continuaban las negociaciones. Hasta ahora ha sido imposible que la dirección del hospital, que pertenece al Grupo Nosa Terra, y el comité alcanzasen un acuerdo para un nuevo convenio laboral. La empresa planteaba que la aplicación del convenio provincial se limitase a las nuevas incorporaciones, mientras se practicaría una reducción al resto de la plantilla. El comité no quiso y ambas partes no han logrado llegar a un acuerdo, de manera que a partir del día 8 se someterá al personal al convenio provincial.

«Povisa vai ser a primeira empresa de Galicia que se descolgue dun convenio para aplicar o convenio provincial», valora Chus Neira, la representante de la CIG.

Recientemente, el Hospital Povisa perdió un pleito iniciado por ese sindicato por no haber actualizado los salarios desde el año 2010, como recogía el convenio. La sentencia obligaba al centro sanitario a desembolsar 1,4 millones de euros en esos atrasos, pero la buena parte de la plantilla, sobre todo médicos, renunció a cobrar esas cantidades.

Negociaciones que no avanzan

Las negociaciones para un nuevo concierto llevan meses en marcha, pero los sindicatos se han quejado reiteradamente de que la empresa no quiere avanzar y no se mueve de su postura. La queja desde la parte empresarial es similar. Los procesos de mediación entre las partes han sido infructuosos hasta el momento.

Además de su actividad privada, Povisa atiende a 145.000 personas para el Sergas, una actividad por la que recibe unos 75 millones de euros al año.

Votación
9 votos

Povisa avisa a su plantilla de que bajará los salarios sobre un 40 %