Piden diez meses de cárcel a una viguesa por negarse a que su exmarido pedófilo vea a su hijo

El fiscal pide esta pena por desobediencia reiterada del régimen de visitas


Vigo

Una viguesa fue juzgada hoy por negarse a que su exmarido, condenado en el 2009 por posesión de pornografía infantil, vea a su hijo en un centro de encuentro.

El fiscal pide 10 meses de cárcel por desobediencia reiterada del régimen de visitas y la madre alega que no hizo caso a las sentencias porque primero actúa como madre y después como buena ciudadana, por lo que se niega a dejar que el menor vea al padre. Esta ya fue condenada por un juzgado de Familia por incumplimiento de visitas hace unos años y solo cumplió una vez los requerimientos.

El ministerio fiscal sostiene que la madre lavó el cerebro al menor, quien se niega a ver a su padre. Fue el niño el que descubrió las imágenes pornográficas en el ordenador de su padre y que este había bajado con el Emule durante una visita a su piso y la mujer lo denunció.

El padre dice que ha ido 26 veces al punto de encuentro y sólo ha podido ver dos veces al niño durante diez minutos. En una de las visitas el menor le reprochó a su progenitor:« ¿Qué me vas a enseñar? ¿pornografía?».

El abogado de la madre pide la absolución por una eximente de estado de necesidad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos

Piden diez meses de cárcel a una viguesa por negarse a que su exmarido pedófilo vea a su hijo