El PP se juega la alcaldía de Redondela al perder el regidor la cuestión de confianza

Los grupos de la oposición tienen 30 días para pactar la moción de censura


Redondela

Los tres grupos de la oposición de Redondela tienen de plazo hasta el 6 de julio a las 14 horas para presentar una moción de censura a Javier Bas. El regidor popular, que gobierna en minoría con 10 concejales, perdió ayer la cuestión de confianza a la que vinculó los presupuestos que 48 horas antes tampoco había conseguido sacar adelante. Ahora el bastón de mando está en el aire y depende de un posible acuerdo entre PSOE (8 ediles), BNG (2) y Agrupación de Electores de Redondela (AER), que con un representante es la llave.

Si la oposición no consigue consensuar y presentar un candidatura a la alcaldía y un presupuesto alternativo antes del plazo referido, quedaría automáticamente aprobado el que defendió el Partido Popular.

La censura de la oposición a la fórmula elegida por el alcalde fue unánime. «Esta moción é inaceptable, tenta manipular o funcionamento democrático deste Concello», mantuvo el portavoz socialista Eduardo Reguera. El edil calificó la puesta en escena de la moción de «paripé» y, dada la rapidez del regidor, cuestionó su intencionalidad. «Este esperpento xa o tiña preparado de forma alevosa», afirmó. Tanto el PSOE como AER apoyaron la urgencia, aunque, al igual que los nacionalistas, recriminaron el proceder «unilateral y prepotente» del alcalde popular.

El portavoz de AER, Jorge Varela Couñago, Chopi, cuya abstención le permitió a Bas aprobar los presupuestos el año pasado, le retiró su confianza en el pleno del martes y ayer mantuvo su veto: «Non confiamos na súa forma de xestión porque, nestes dous anos, parece que comparte cos gobernos anteriores a mesma imaxe de Redondela coma un cortijo». «Esta confianza é un acto de soberbia, tentando aprobar pola forza uns orzamentos que foron rexeitados», afirmó el concejal. El edil le recordó a Bas que podía haber dejado las cuentas sobre la mesa. «Preferiu vostede tirarse á piscina pensando que non ía haber censura, pero igual a piscina está sen auga», advirtió. En su último intervención dejó caer que «nós si que queremos que as cousas se fagan. Dá igual quen sexa». La portavoz del BNG, Cecilia Pérez, criticó la falta de políticas activas de empleo, sanidad y educación en el presupuesto.

El alcalde y su edila de Hacienda, Ana Alonso, defendieron con seguridad tanto su plan de gastos e ingresos como la moción de confianza. «Los presupuestos prorrogados convertirían a Redondela en un concello ingobernable», dijo Bas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

El PP se juega la alcaldía de Redondela al perder el regidor la cuestión de confianza