El juez decreta el concurso de acreedores de OCA, socia de la obra del nuevo hospital

La Xunta cree que su insolvencia dificulta los créditos para terminar el centro


VIGO, OURENSE

Los problemas financieros de la constructora ourensana Obras Caminos y Asfaltos S.A. (OCA) han desembocado en el concurso de acreedores. La empresa llevaba meses en preconcurso, y con los pagos prácticamente suspendidos. Desde ayer, está oficialmente en concurso de acreedores. OCA es el socio menor de la unión de empresas que construye el nuevo hospital. Tiene un 10 % del capital y su delicada situación financiera impide, según la Xunta, que la UTE pueda firmar un crédito para finalizar las obras, que están casi paradas.

Según fuentes judiciales, la empresa desistió de acudir a una vista en el juzgado de primera instancia número 4 de Ourense, a raíz de la petición de un acreedor para que se declarara el concurso de acreedores necesario ante el volumen de deuda adquirida.

La declaración de insolvencia de OCA que avala la justicia ourensana llega después de que pasara por un preconcurso de acreedores y en pleno ERE que afecta a parte de una plantilla que, según los últimos datos facilitados por el informe Ardán elaborado por el Consorcio de la Zona Franca de Vigo, es de 177 trabajadores.

La suspensión de pagos de la quinta empresa por facturación en la provincia de Ourense -el ejercicio del 2011 lo cerró con 118 millones de euros según los datos reflejados en el informe Ardán- abre un período de fuertes incertidumbres para su futuro.

Según llegó a manifestar el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, la complicada situación de OCA está «intoxicando» la obtención de financiación para la obra del nuevo hospital. En esa sociedad tiene el 10 %. La componen Acciona, Puentes y Calzadas, Altair y Concessia.

Las dificultades para concluir los trabajos adjudicados también estuvieron detrás del conflicto que mantuvo en Pontevedra con las empresas que realizaron la remodelación del nudo de O Pino y que tuvieron que negociar una quita de la deuda ante la imposibilidad de OCA de asumir la obra.

Trayectoria

OCA nació en 1996 y es una empresa familiar presidida por José Rodríguez Álvarez. Su hijo Roberto Rodríguez es el consejero delegado de un proyecto que hizo parte de su fortuna por sus conexiones en el mercado ruso y que es la marca más visible de un conglomerado de empresas dedicadas al sector. Tiene su sede central en Ourense y plantas en Madrid, Valladolid y Pontevedra.

La Xunta cree que la firma intoxica la obtención de créditos para terminar el centro

Votación
1 votos

El juez decreta el concurso de acreedores de OCA, socia de la obra del nuevo hospital