El juzgado de Violencia sobre la Mujer se colapsa por los recortes

La jueza sustituta se marchó a media mañana al saber que no cobraría el día


VIGO / la voz

Los efectos perversos de los recortes en personal de Justicia hacen mella en el juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Vigo, que día sí y día no se ve castigado por la falta de jueces y funcionarios. El último incidente ocurrió en el mediodía de ayer, cuando el juez decano avisó a la jueza sustituta de malos tratos de que no iba a cobrar ese día porque la Audiencia había decidido que, según el reglamento, no le correspondía trabajar esa jornada pues la baja de la titular había terminado el pasado viernes. Sorprendida, la magistrada firmó dos órdenes de alejamiento urgentes, recogió sus cosas y se fue. Sus compañeros lo ven lógico: «Nadie trabaja sin cobrar, firmó porque ha querido». Horas después, el decanato aseguró que la presidencia de la Audiencia ordenó que el mismo puesto vuelva a ser cubierto hoy por una sustituta.

La repentina ausencia dejó el juzgado sin atender. Los abogados que esperaban a las puertas de violencia doméstica vieron sus asuntos aplazados hasta el jueves, cuando se reincorporará la titular. Pero el problema urgente fue resolver la situación de dos detenidos por maltratos que esperaban en el calabozo a saber si quedaban libres o no.

El juzgado de Violencia sobre la Mujer pasó a depender de la jueza de Instrucción número 7 de Vigo, que estaba de guardia y desbordada porque, esa misma mañana, debía interrogar a 6 detenidos para decidir si iban a prisión. Al trabajo acumulado, sumó los detenidos de malos tratos, de los que se hizo cargo. Además, celebró dos juicios rápidos por violencia doméstica y aplazó dos más.

El juez decano, Germán Serrano, explicó ayer las razones para prescindir de la sustituta a pesar del elevado volumen de trabajo en Violencia sobre la Mujer. La suplente reemplazó a lo largo de un mes a la titular por una baja por enfermedad aunque la semana pasada el juzgado quedó sin suplente por un día. Pero ayer la Audiencia entendió que la situación había cambiado porque la titular, tras agotar su baja, había pedido un permiso ordinario, que es distinto. Con las nuevas reformas del Ministerio de Justicia, la enfermedad de un juez es cubierta por un sustituto pero los permisos son asumidos por un colega de otro tribunal. En el caso de malos tratos, la sustituta natural es la jueza de guardia. Muchos juristas alertaron de que esa medida traería problemas porque ambos juzgados están desbordados con presos y denuncias que deben atender en el día. Si falta un juez, quedan colapsados. Y eso fue lo que ocurrió ayer.

Estas situaciones ocurren frecuentemente desde que entró en vigor la normativa del Ministerio de Justicia para que los jueces se sustituyan entre sí y prescindan del interino. El incidente de ayer no es aislado dado que malos tratos lleva varias semanas colapsado. Además, los funcionarios de Violencia Doméstica esperan desde hace 2 semanas a que la Xunta cubra una baja y nombre un interino.

Hace mes y medio, una jueza de lo Social cayó enferma y se aplazaron 15 juicios.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El juzgado de Violencia sobre la Mujer se colapsa por los recortes