El Talaso se expone a perder el permiso para captar agua de mar

Técnicos de Costas detectan irregularidades en los puntos de captación

El Ministerio ha abierto un plazo de audiencia a los responsables para decidir si abre expediente
El Ministerio ha abierto un plazo de audiencia a los responsables para decidir si abre expediente

oia / la voz

El Talaso Atlántico de Oia corre el riesgo de quedarse sin la concesión para recoger agua del mar para los tratamientos termales y para expulsar la que ya no necesita. El motivo es que los técnicos del Ministerio de Medio Ambiente han comprobado que las denuncias dirigidas contra el complejo hostelero por una presunta contaminación medioambiental tienen fundamento.

Los responsables del servicio de Costas se han dirigido a la empresa para darles un plazo de diez días para que ofrezcan una explicación sobre las irregularidades que han detectado tras llevar a cabo una inspección en la zona. El Ministerio de Medio Ambiente otorga así un período de audiencia a la entidad y expresa que es con carácter previo a la posible incoación de un expediente de caducidad de la concesión. La pelota está ahora en el tejado del Talaso, que deberá argumentar razonadamente porqué sus sistemas de bombeo están como están.

Para los responsables del Ministerio de Medio Ambiente incumplen el proyecto por el cual les concedieron la autorización para la instalación de tuberías de toma de agua de mar y desagüe para el balneario de aguas termales.

Los técnicos de Costas también concluyen que las tuberías que emplea el complejo no cumplen con la Instrucción de Vertidos desde tierra al mar. Comprobaron que la toma de agua de mar y el punto de vertido incumplen con los especificado en los documentos del proyecto que presentaron para la obtención de la concesión administrativa. «El punto de vertido se encuentra en zona intermareal y muy desplazado de las coordenadas del punto autorizado en la concesión» concluyen en su informe. Las mediciones realizadas vienen a dar la razón a los denunciantes que señalaban que desde la zona de vertidos hasta el punto de captación de agua para los tratamientos termales distaban poco más de 180 metros.

Por otra parte, también han detectado la situación irregular en la que se encuentra la estación de bombeo porque se emplaza sobre terrenos que son de dominio público marítimo-terrestre con el deslinde actual de la zona y, si se compara con el deslinde anterior al vigente, la mitad de dicha instalación también se ubicaría en dominio público y la otra mitad en servidumbre de tránsito. El complejo se encuentra además en situación irregular al carecer de licencia, que fue anulada.

Votación
18 votos

El Talaso se expone a perder el permiso para captar agua de mar