«Los furtivos no me doblegarán»

La Cofradía de Pescadores de Baiona contrata al guardapesca que despidió el anterior patrón mayor para recuperar el banco de percebe


baiona / la voz

Los nuevos gestores de la Cofradía de Baiona «La Anunciada» han restaurado el servicio de vigilancia del percebe para poner freno a la caída en picado después de que el anterior patrón mayor, Fernando Leyenda, desbaratara junto con los miembros de su cabildo una organización que daba muestras de efectividad.

La vigilancia del recurso más preciado del pósito baionés vuelve precisamente de la mano del jefe de los vigilantes que había sido despedido por Leyenda. Xosé Lourenzo ha vuelto a pisar la costa miñorana con el uniforme de guardacostas con el ánimo de hacer una limpieza de quienes durante los últimos años han esquilmado los bancos de percebe con total impunidad.

Ayer fue su primer día de trabajo, junto con su compañero José Luis Lorenzo, un nuevo fichaje de la Cofradía también con una amplia experiencia en el sector de la vigilancia, y ya cazaron a cuatro furtivos que estaban faenando en el entorno del parador. Xosé Lourenzo afirma que vuelve sin ningún ánimo de venganza contra quienes quisieron arruinar su carrera cuando se quedó sin trabajo en el 2010.

«No voy a venir aquí para perseguir a quienes antaño me hicieron daño, una guerra nunca se sabe cómo puede acabar», afirma. Su objetivo es volver es a poner a raya a los furtivos para poder recuperar los bancos de percebe. Para ello tiene claro de que «quienes esquilman el recurso no nos van a poder doblegar».

Recuperar el control

Lourenzo quiere devolver a la Cofradía a los niveles de control que había hace unos años, cuando, fruto de los seguimientos, lograron reducir en más de un 80 por ciento el número de furtivos. Gracias a él y al equipo que dirigió mientras estuvo al frente de los guardapescas de Baiona, muchos furtivos internos tuvieron que marcharse a robar a otra parte y los percebeiros del plan estaban satisfechos con su trabajo.

Su regreso fue recibido ayer con satisfacción por parte de muchos marineros. «Estoy contento con el recibimiento que he recibido, mucha gente se ha alegrado y me ha dicho que por fin tenemos vigilancia del percebe en Baiona», manifiesta.

En su opinión, recuperar el control de los bancos de percebe es muy sencillo. «Solo haciendo cumplir las normas volveremos a funcionar», afirma.

«Pretendo hacer cumplir las normas de la agrupación, que es lo que hice siempre a pesar de que a muchos no les gustó», reconoce. El servicio de vigilancia de los guarda pescas se reanuda en Baiona con la contratación de dos vigilantes. La agrupación del percebe proyecta ir fortaleciendo el servicio para hacerlo más efectivo. En verano está prevista la contratación de otros dos nuevos vigilantes. El objetivo es poder acabar el año con una plantilla de seis guardapescas.

Los vigilantes han sido contratados por la agrupación de percebeiros con el visto bueno de la Cofradía, que aceptó las nuevas incorporaciones en la junta general que se celebró el viernes de la semana pasada.

La presidenta de la agrupación, Susana González, se mostró satisfecha por haber logrado recuperar este servicio. «Es lo que estábamos reivindicando desde el primer día en el que Fernando Leyenda despidió a los vigilantes, creemos que es la base para encauzar los ingresos de la cofradía y volver a ponernos en funcionamiento», manifestó.

«No vengo para vengarme de nadie ni hacer más guerra, que ya hubo bastante»

xosé lourenzo responsable de la vigilancia del percebe

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

«Los furtivos no me doblegarán»