«Los furtivos no me doblegarán»

alejandro martínez BAIONA / LA VOZ

VIGO

M. MORALEJO

La Cofradía de Pescadores de Baiona contrata al guardapesca que despidió el anterior patrón mayor para recuperar el banco de percebe

27 feb 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Los nuevos gestores de la Cofradía de Baiona «La Anunciada» han restaurado el servicio de vigilancia del percebe para poner freno a la caída en picado después de que el anterior patrón mayor, Fernando Leyenda, desbaratara junto con los miembros de su cabildo una organización que daba muestras de efectividad.

La vigilancia del recurso más preciado del pósito baionés vuelve precisamente de la mano del jefe de los vigilantes que había sido despedido por Leyenda. Xosé Lourenzo ha vuelto a pisar la costa miñorana con el uniforme de guardacostas con el ánimo de hacer una limpieza de quienes durante los últimos años han esquilmado los bancos de percebe con total impunidad.

Ayer fue su primer día de trabajo, junto con su compañero José Luis Lorenzo, un nuevo fichaje de la Cofradía también con una amplia experiencia en el sector de la vigilancia, y ya cazaron a cuatro furtivos que estaban faenando en el entorno del parador. Xosé Lourenzo afirma que vuelve sin ningún ánimo de venganza contra quienes quisieron arruinar su carrera cuando se quedó sin trabajo en el 2010.