El Concello de Moaña gasta 31.000 euros en césped artificial para crear un «aula da natureza»

La zona está situada junto al parque de la playa

El parque se encharca por falta de drenaje.
El parque se encharca por falta de drenaje.

Moaña / La Voz

Un parque infantil de Moaña sufre inundaciones por falta de un drenaje adecuado y los niños acaban empapados, según ha criticado el grupo municipal del BNG. Lo más curioso es que hace dos meses el alcalde de Moaña, José Fervenza, instaló un «aula da natureza» en este parque de la playa. La idea era mejorar el área de juegos infantiles aprovechando una subvención de la consellería de Presidencia. El proyecto costó 31.983 euros.

El concejal Daniel Rodas afirma que el aula de la naturaleza es «unha auténtica chapuza» ya que no consiste en ningún edificio sino en colocar césped artificial en la zona recreativa. Y lo han puesto de tal manera que no se sustenta sobre ningún sistema de drenaje del agua con lo que cada vez que llueve el césped artificial se encharca.

Según el BNG «podemos comprobar o fraude do Partido Popular, que desvía fondos públicos que debían ser destinados á mellora do medio natural para instalar céspede artificial nun parque público». A juicio del político nacionalista, esta actuación «nada ten que ver co concepto de natureza nin con aula de interpretación».

Pero, según el Bloque, es peor comprobar cómo los niños acaban empapados por jugar en el parque por falta de drenaje, en un invierno que está resultando especialmente lluvioso.

«O BNG reclamalle ao alcalde, José Fervenza, que se poña remedio a tal despropósito e tome as medidas oportunas para levantar a herba sintética e se proceda a realizar unha base de drenaxe cos materiales adecuados», señala el concejal del grupo nacionalista.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

El Concello de Moaña gasta 31.000 euros en césped artificial para crear un «aula da natureza»