Comisiones Obreras solicita la reapertura del caso de los brigadistas muertos en Fornelos de Montes

El sindicato se ha presentado como acusación particular


Vigo

Comisiones Obreras de Galicia solicitará formalmente la reapertura judicial del caso por la muerte, el 13 de agosto de 2010, de dos brigadistas en el incendio forestal acaecido en el municipio de Fornelos de Montes (Pontevedra), anunciaron dirigentes de este sindicato.

Un auto dictado de la Audiencia Provincial de Pontevedra, de fecha 5 de diciembre de 2012, desestima los recursos presentados por este sindicato y por los familiares de los fallecidos y el archivo de las actuaciones judiciales.

CCOO, que se personó en este caso como acusación particular, demanda que se permita aportar nuevos informes, «exhaustivos e independientes», y que sean llamados a declarar los integrantes, en el momento de producirse el incendio, de las cúpulas de la Consellería de Medio Rural y de la empresa Seaga, a la que pertenecían los dos trabajadores.

En concreto, el sindicato pide que el juzgado cite al entonces secretario xeral de Medio Rural, Jorge Atán; al exdirector xeral de Montes, Tomás Fernández-Couto, y al subdirector xeral de Incendios, José Carlos Costa.

Pedro García Cacho, abogado del gabinete de Salud Laboral de CCOO, explicó hoy que el sindicato formuló un incidente de nulidad de actuaciones, «para que estas se repongan al momento en que se debió de decidir sobre las pruebas que nosotros habíamos solicitado, porque aún no se ha resuelto, y esto es una cierta anomalía procesal», señaló.

Protección

El letrado señaló que las conclusiones de la instrucción judicial apuntan que la muerte de los brigadistas fue provocada por la inhalación de humo y que éstos son «los responsables de su propio fallecimiento porque escogieron mal la ruta de escape».

Además, indicó que los trabajadores tenían mascarillas «que no les protegían de la inhalación de humo, no conocían el lugar y, por tanto, ¿cómo se puede escoger la ruta de escape en un lugar que no conoces?».

«La cuestión es si se puede colocar a los trabajadores en esa situación», reflexionó García Cacho.

Entre otras deficiencias enumeradas por el abogado, destacó que en el momento de producirse la catástrofe «no había medios de comunicación», y que «el único» que los brigadistas tenían con el resto del dispositivo «era el contacto visual, que se perdió», a causa del humo.

También dijo que los medios de comunicación que había en un vehículo «fallaron», y añadió que esto «está acreditado en la instrucción».

«Se reconoce que hubo fallos de coordinación y organización, y eso no tiene ningún tipo de consecuencia. Nadie sabía en el incendio quién mandaba, quién era el jefe del dispositivo, o quién tenía que tomar las decisiones», subrayó.

Seaga y Xunta

Para el letrado de CCOO, «se concluye que las respuestas que ha dado la instrucción son absolutamente insuficientes y deficientes».

«A estas alturas del proceso penal en materia de delitos contra los derechos de los trabajadores, no se puede extraer como conclusión que la culpa es de que los propios trabajadores no decidieron la adecuada ruta de escape, cuando es muy dudoso si existe alguna ruta de escape en la situación en que se colocó a los trabajadores», aseguró.

Benxamín Vences, del sector de la Administración Autonómica de CCOO, consideró «a la cúpula de la Consellería y de la empresa Seaga responsables últimos de la muerte de los dos trabajadores».

Calificó de «autista» y «soberbia» la actitud de los responsables de Medio Rural, a los que ha emplazado a abordar con los sindicatos las deficiencias en materia de extinción de incendios.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Comisiones Obreras solicita la reapertura del caso de los brigadistas muertos en Fornelos de Montes