Siete kilos menos tras la huelga de hambre por el indulto al vigués David Reboredo

EFE

VIGO

El escritor Willy Uribe despide el año con su protesta, iniciada hace 21 días para lograr el perdón para el extoxicómano gallego

31 dic 2012 . Actualizado a las 13:49 h.

El escritor bilbaíno Willy Uribe encara el año nuevo con siete kilos menos por la huelga de hambre que inició hace 21 días para exigir el indulto del extoxicómano David Reboredo, condenado a siete años por intercambiar unos gramos de heroína, pero confiado en que la medida de gracia está «al caer».

Uribe ha explicado que no piensa abandonar su huelga de hambre hasta que el Gobierno otorgue el indulto que denegó a Reboredo, pese a que esta protesta, la más extrema que ha emprendido en su vida, le ha robado ya varios kilos y le ha sumido en un estado de agotamiento que no le permite moverse más que «de la cama a la silla».

Uribe (1965), que con su novela «Cuadrante las Planas» quedó finalista del premio Tusquets en 2010, decidió jugarse la salud para pedir la medida de gracia para Reboredo indignado por la «odiosa comparación» de los indultos concedidos a otros casos.