La niña de Goián que sorteó dos esculturas se gana su andador

Marta ha vendido las 10.000 rifas para costear el bidepestador

Marta estuvo el domingo con Thiago y Rafinha Alcántara en un encuentro de Ellael Vigo-Voley.
Marta estuvo el domingo con Thiago y Rafinha Alcántara en un encuentro de Ellael Vigo-Voley.

tomiño / la voz

Papá Noel se ha adelantado y le ha traído a Marta Lomba el andador que la pequeña de Goián había pedido a los Reyes Magos. Aún no lo tiene el casa pero ya está encargado porque 10.000 personas han pujado por su sueño.

Son el número de rifas que Marta, que esta misma semana cumple diez años, ha estado vendiendo durante los últimos meses para poder costearse el andador que le permitirá normalizar un poco más su vida. Los poseedores de los números que coincidan con los últimos cuatro dígitos del primer y segundo premio del Sorteo del Niño, ganarán las obras que los escultores Carlos Fierro y Carlos Fernández crearon para ella.

No es un final, sino todo lo contrario pero, la historia que han escrito Marta y los dos escultores que le han ayudado a dar forma a su sueño, se asemeja a un verdadero Cuento de Navidad. Carlos Fierro no conocía a Marta cuando la madre de la menor acudió un día a su taller para preguntarle si podría adaptar la silla de la pequeña para que pudiera erguirse un poco. La niña había visto el andador que el vigués Álex había conseguido y lo deseaba tanto como lo inalcanzable que parecía por razones económicas.

Asegura el artista que «ella se conformaba con una sujeción para los brazos». Fierro entendió que él no debía darle forma a esa silla pero sí al sueño de Marta. «Yo creo que es mejor que cada uno haga su trabajo, y el andador debe ser de una ortopedia para evitar males mayores, así que el mismo tiempo que tardaría en intentar arreglar la silla voy a emplearlo en hacerte una escultura que puedas sortear para costearla», le dijo a Marta el día que la conoció. Carlos Fernández, «se sumó en cuanto conoció el proyecto».

La obra de Fierro es abstracta y de acero. «Cada uno ve lo que siente, la madre de Marta dijo ver una silla», recuerda. «Es una pieza muy pulida, con varias caras en la que, a la luz del día todo se refleja. Hasta se puede ver a uno mismo».

Miles de personas pujan por las dos esculturas y, con ello, han adelantado ese sueño conjunto. El andador será fundamental para normalizar el día a día de la pequeña, pero la familia festeja también los grandísimos logros que Marta cosecha con sudor tras la operación que le practicó en Barcelona el doctor Igor Lazarov el pasado 25 de noviembre.

«Por primera vez puede levantar los brazos hasta peinarse ella sola y comienza a pisar levemente con el pie», explicaba ayer su padre, Emilio Lomba Vicente. «Ni por el pensamiento se me pasó que esto pudiera ser así», afirma emocionado el progenitor agradecido a los dos Carlos que han esculpido el sueño de su hija con la ayuda de otros 10.000. La pequeña estuvo el domingo el encuentro organizado por Ellael Vigo-Voley a favor del Banco de Tapones Baixo Miño.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

La niña de Goián que sorteó dos esculturas se gana su andador