La lluvia provoca una mortandad de almejas en Arcade

Augas de Galicia achaca el problema a una aumento del caudal del río Oitavén, mientras que los mariscadores creen que se ha producido un vaciado de la presa de Eiras


Vigo

Las mariscadoras de a pie de la Cofradía de Pescadores de Arcade se han visto afectadas por una repentina mortandad de almeja en la ensenada de San Simón que les ha arruinado la campaña de Navidad. No habían salido a faenar desde el jueves de la semana pasada y, cuando volvieron esta mañana, observaron cómo la mayor parte de sus capturas estaban muertas y desprendían mal olor. Los afectados achacan este fenómeno a un vaciado de la presa de Eiras, que abastece de agua potable al municipio de Vigo, y que los lodos arrastrados a la desembocadura taparon los respiraderos de los moluscos.

El pósito valoraba esta mañana la posibilidad de pedir responsabilidades a la Consellería de Medio Ambiente por los daños causados y su patrón mayor, José Luis Rubianes Rey, demandó una mayor coordinación, así como la creación de un rebosadero para evitar que el vaciado de la presa de golpe tenga efectos negativos sobre la costa.

Augas de Galicia desmiente haber abierto la presa de Eiras

Sin embargo, responsables de Augas de Galicia consultados negaron que se hubieran abierto las compuertas del embalse. Afirman que el problema fueron las intensas lluvias que se registraron durante las últimas semanas, que ocasionaron un aumento del caudal de todos los ríos de la provincia de Pontevedra.

Consecuentemente se multiplicó la llegada de agua dulce a las rías y estuarios, lo que pudo ocasionar la mortandad. Al contrario de lo que piensan los mariscadores, desde Augas de Galicia afirman que la presa de Eiras impidió que el desastre fuera mayor, puesto que redujo la cantidad de agua dulce que en los momentos punta llegaban a la ría.

La mortandad afecta a un centenar de mariscadoras que recogen almeja en playas como Area Nova, Malvinas, Estralo o Conejera. La especie más afectada es la japónica, porque es la más abundante, aunque también han aparecido ejemplares muertos de almeja fina.

La Cofradía estima que se ha perdido un noventa por ciento del recurso y que ahora habrá que volver a sembrar y a esperar entre uno y dos años a que la almeja crezca. «Nos sentimos impotentes y hemos tenido muy mala suerte porque esto ha sucedido en plena época de Navidad, que es cuando podíamos ganar algo», lamentaba María Rosa Vilán, portavoz de las mariscadoras. Biólogos de la Xunta acudirán mañana a la ensenada de San Simón para valorar el alcance de la mortandad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

La lluvia provoca una mortandad de almejas en Arcade