Crece la tensión al no lograrse el fin de la huelga de Vitrasa

El descanso semanal sin recargo horario bloquea el acuerdo final


Vigo / La Voz

La rotura de la luna de un autobús en la noche del martes, el amago de ruptura de las negociaciones por parte de la empresa y el boicot de la plantilla a un acto de Caballero en el centro de la ciudad (en la imagen rodeado de trabajadores de Vitrasa), fueron la prueba palpable de que el conflicto de Vitrasa corre riesgo de radicalizarse ante la falta de una salida. Quizás por ello ambas partes se esforzaron en negociar hasta las 21:30 horas de anoche buscando el acuerdo final antes del puente festivo, pero no fue posible.

Para la plantilla existe una demanda que califican de innegociable: el descanso semanal de dos días seguidos sin que ello implique un incremento de su horario anual. Vitrasa exigía a cambio de esta libranza (ahora libran dos días, pero no necesariamente seguidos) elevar su calendario de trabajo en 65 horas, cifra que ayer rebajó a 50. Sin embargo, los trabajadores se han plantado decidiendo que este debe ser el logro clave de la huelga y que no debe tener compensación.

Y con este panorama se llegará hoy a la enésima reunión que tendrá lugar a las 11 de la mañana en la sede de la Inspección de Trabajo con los protagonistas extenuados ante la sucesión de jornadas maratonianas de reuniones. La versión empresarial es que todo sigue igual, mientras desde la parte sindical se insiste en que hoy debe ser la jornada definitiva.

Fuentes próximas a la negociación mantienen que pese al silencio oficial, Caballero presionó durante la tarde de ayer para lograr un acuerdo que acabe con una huelga que tiene en jaque a la ciudad. Sin embargo, no lo consiguió por lo que la preocupación es máxima en el gobierno municipal.

Ante el cariz que toman los acontecimientos el PP le envió por la mañana su ración diaria de críticas: «Es vergonzoso que se limite a actuar de portavoz para informar de cuándo se reúne la mesa de negociación». Por su parte, el BNG mantuvo un mutismo absoluto sobre este asunto, como ha hecho desde el inicio del paro indefinido.

Como la jornada de hoy es festiva Vitrasa ha dispuesto los servicios mínimos habituales (25 % en general y 40 % en horas punta) aunque adaptados a un día con escasa actividad. Por tanto, circularán muy pocos autobuses pese a lo cual la incidencia será muy reducida.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Crece la tensión al no lograrse el fin de la huelga de Vitrasa