Ponteareas digitaliza el archivo de Canal Tea antes de cerrarlo

La televisión local tiene grabaciones sobre el Corpus y las fiestas de 1920


ponteareas / la voz

Los trabajadores de Canal Tea, en Ponteareas, están a punto de echar el cierre, obligado, en la televisión municipal. Mientras tanto apuran la digitalización de su valioso archivo de imágenes. El hasta ahora director, Juan Carlos Ojea, asegura que en estos momentos su preocupación es salvaguardar las 40.000 horas de documentales e informativos de producción propia que, calcula, hay grabadas en más de cinco mil cintas de vídeo en sistema VHS.

El archivo de programas está formado por 3.160 cintas; el de reportajes y fondo documental, por 1.512 cintas. A estas hay que añadir otras 250 grabaciones de acontecimientos deportivos y 200 más de actuaciones musicales.

Aunque las emisiones regulares empezaron en el año 1987, ya en 1985 se grabaron las primeras imágenes. La emisora también recibió una valiosa aportación de viejas copias del Centro Galego de Artes da Imaxe (CGAI). Así en estos momentos cuenta con una importante archivo propio y con material cedido que fue filmado por figuras históricas como el fotógrafo Xosé Gil, que trabajó en Ponteareas durante dos años en las décadas de 1920.

Ojea señala: «Tenemos material de las década de los 40 y los 50 y de 1972». En él se incluyen los famosos No-Do que se emitían en los cines antes de la proyección de las películas comerciales. En ellos se recogían no solo los pantanos que inauguraba Franco sino también fiestas y costumbres populares. Entre ellas ocupaba un papel relevante el Corpus de Ponteareas, hoy en día fiesta turística de carácter internacional. También se recogen filmaciones de la feria tradicional de los Remedios.

El viejo material está siendo exhibido estos días en los que apenas hay producción propia. «Hacemos una programación de un bloque de seis horas que se repite cuatro veces al día», explica el director. Será dentro de pocos días cuando el Boletín Oficial de la Provincia haga constar que las alegaciones de los trabajadores a la clausura de la emisora han sido rechazadas. A partir de entonces dispondrán de un periodo para presentar recursos judiciales a sus despidos.

Las últimas jornadas en la televisión local están transcurriendo con impotencia ante la decisión de PP, PSOE y BNG de poner fin a 25 años de historia.

El concejal de Nuevas Tecnologías, Alberto Novoa, siente que haya que despedir a los trabajadores: «Cuando llegué al cargo había 17 empleados en la televisión, ahora quedan once porque hubo algunos que los recolocamos en otros servicios. Es una pena que se tenga que cerrar pero hoy es un lujo tener una televisión local». Novoa recuerda que la publicidad de los medios ha caído y que la televisión cuesta 200.000 euros al año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Ponteareas digitaliza el archivo de Canal Tea antes de cerrarlo