Los vigilantes de empresas denuncian que los recortes ponen en riesgo sus vidas

Alejandro Martínez VIGO / LA VOZ

VIGO

Oscar Vazquez

Consideran un peligro los turnos de noche ante el aumento de la delincuencia

27 nov 2012 . Actualizado a las 12:19 h.

Los vigilantes de seguridad de Vigo se sienten más indefensos que nunca. El motivo son los recortes en las plantillas que les obligan a trabajar en solitario y con medios muy precarios. La consecuencia de los recortes es que asumen más riesgos a la hora de enfrentarse solos a los problemas que se presentan en sus puestos de trabajo, llegando incluso a poner sus vidas en peligro. Tampoco así pueden garantizar a los usuarios ni a las instalaciones que protegen.

Ejemplo de esta situación que viven producto de la crisis ha sido el incidente que ha padecido un vigilante de la empresa Barreras el pasado fin de semana. Mientras se encontraba de noche ejerciendo su función en un punto de paso obligado, unos desconocidos le lanzaron un adoquín de hormigón desde lo alto del edificio. La piedra no le alcanzó por muy poco. Los autores se dieron a la fuga, dejando tras de sí un rollo de cable de cobre que habían sustraído. El trabajador tuvo que pedir apoyo a la Policía Local desde su teléfono móvil personal. Solo tenía una linterna para poder orientarse en el astillero que además no funcionaba.

Este caso ha sido la gota que ha colmado el vaso para que la UGT de Vigo haya denunciado públicamente esta situación de precariedad. El responsable del sector de seguridad, Néstor Armesto Rodríguez, manifestó que «nos preocupa mucho el peligro que conlleva que un vigilante esté solo de noche> y opina que no deberían de hacerse recortes en esta materia.