Procesan a un galerista por poner a la venta 7 supuestos cuadros falsos de Lemos

Una hija y la viuda del pintor vigués denuncian que óleos comprados a 350 euros fueron copiados y tasados a 2.000


VIGO / LA VOZ

El pintor vigués Ángel Lemos de los Reyes tuvo una vida llena de aventuras sin sospechar que una década después de morir su galerista sería juzgado por poner a la venta copias falsas de sus óleos. Nacido en 1917 en la Porta do Sol, Lemos cambió de bando en la Guerra Civil, se exilió a Argentina y regresó en 1977. Siguió con su pintura costumbrista gallega hasta los 85 años. Olvidado y desgraciado, Lemos vendía su obra a su galerista y mecenas, Ángel V., juzgado ayer en el Penal número 3 de Vigo. Se enfrenta a 18 meses de cárcel y una multa de 6.000 euros por un supuesto delito contra la propiedad intelectual en concurso con otro de falsificación.

Todo empezó porque, antes de morir el 5 de diciembre del 2002 en su casa de A Estrada, el pintor pidió a su mecenas que organizase una exposición para revalorizar su obra. Así lo hizo en el 2006, cuando inauguró una galería en López de Neira en Vigo. Una hija del pintor, Natalia Catalina, y la viuda acudieron a la muestra y quedaron «decepcionadas» por la pobre calidad de unos óleos que se vendían a 2.000 euros. «No recuerdo que los cuadros de mi padre fuesen tan feos, puede ser que alguien quisiera mejorarlos pero, entonces, que quiten su firma», dijo indignada la hija en el juicio.

Meigas

Tras la exposición, Natalia comparó los originales que ella fotografió en la galería en el 2002 con los del catálogo de cuatro años después y descubrió diferencias en los detalles que, según denuncia, no se correspondían con el estilo ni la paleta de su padre. «Denuncié porque me avergonzaba que alguien viese que pintaba así. Mi padre tenía una paleta muy matizada y se ve que le metieron mano», declaró.

La denunciante, que es retratista, sospecha que las pinturas Lavanderas, Mujer en el sendero, Caballos bajo la lluvia, Meigas, Regreso al mercado o Santiago chovendo fueron copiadas burdamente. Una clave para distinguirlos de los óleos auténticos es que su padre, pintor de toda la vida, rehuía el color vivo, algo que sí gusta al cliente poco entendido. También los delatan los detalles en pliegues o árboles poco trabajados. Aunque ella nunca pidió dinero, el fiscal reclama que el galerista pague 15.000 euros a los herederos. Sin embargo, un hijo del pintor que trabajó con él codo con codo, admite que los cuadros de la galería son del padre.

El acusado, Ángel V., alega que nunca encargó copias, a lo mucho, los cuadros fueron retocados por el autor a petición suya. Eran amigos y cuando Lemos se retiró a A Estrada él le llevaba 10 lienzos, le hacía encargos y le compraba todo el lote.

Perito policial

«Yo le decía: 'Faime un jaiteiro? y me lo hacía. Y si me traía un cuadro muy aguado, se lo devolvía para arreglar o que le metiese color», relató al tribunal. Le pagaba cada pintura a 25.000 pesetas (150 euros) y el pintor no se negaba a hacer arreglos, lo que confirmó un testigo. El mecenas asegura que vendía los cuadros a 50.000 o 60.000 pesetas (300 o 360 euros) pero colocó pocos y en la exposición no vendió ninguno. No tendría lógica contratar a un falsificador, que le cobraría más por copiar.

Declararon como expertos el crítico de arte gallegos Pablos y unas forense de la policía científica. Esta relató por videoconferencia que los cuadros de la exposición son «copias hechas con fidelidad» pero por otra mano menos diestra. La forense se basó en fotos autentificadas por la policía pero no en pinturas originales. El letrado sugiere que si nadie sabe dónde están los óleos originales es porque las copias podrían ser, en realidad, retoques hechos por el pintor.

«Me avergonzaba que alguien viese que mi padre pintaba así y, por eso, denuncié»

«Llevaba a Lemos 10 lienzos a su casa y le decía: 'Faime un jaiteiro' y él me lo hacía»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Procesan a un galerista por poner a la venta 7 supuestos cuadros falsos de Lemos