Las Islas Cíes analizan sus dunas con un avión no tripulado

Un modelo único en Europa que puede cargar dos kilos y elevarse a dos kilómetros recorre el archipiélago para investigar

Despegue hacia el cielo La aeronave no tripulada sigue las coordenadas GPS introducidas anteriormente en el ordenador para recorrer la ruta y tomar muestras de la zona

Vigo

De lejos parece una flor blanca recorriendo el cielo cual insecto. De cerca, se adivina un helicóptero con seis hélices digno de las películas. En realidad es un vehículo no tripulado que recorre las Islas Cíes durante todo el día en una labor de investigación que pretende recoger datos térmicos del Lago dos Nenos y dunares del área de Rodas.

Los responsables de moverlos, un equipo internacional con piloto de Alemania, Julian Franz, conocimientos de Madrid, Raúl Gómez y Javier Ramírez, y espíritu vigués, puesto que todos se han reunido esta semana de la mano de Ramiro Alvarez Clavero, de la Unidad de detección remota del Cacti (Centro de Apoyo Científico Tecnológico de la Investigación) de la Universidad de Vigo.

Todos ellos se encuentran en la ciudad para conocer los usos potenciales del Aibot-X6, un aparato de vuelo vertical fabricado en Alemania, en la empresa Aibotix, único en Europa. Su elevación, de hasta dos kilómetros, y su capacidad de carga, de hasta dos kilogramos, lo convierten en un elemento único y muy útil en el campo de la investigación para obtener datos con cámaras de tres dimensiones, térmicas y vídeos.

Propuesta de compra

«Existe una propuesta sobre la mesa para comprar un elemento así en la Universidad, pero está en estudio por su alto coste», explica Ramiro Alvarez Clavero, que estos días realiza un curso de aprendizaje para manejar una máquina valorada en unos 100.000 euros. Una cifra que va en aumento según el tipo de aparatos que se le coloquen. «Lo genial de esto es que puede llevar un radar o lo que quieras y las aplicaciones son múltiples», asegura con entusiasmo Alvarez, recordando que los datos obtenidos hoy servirán para realizar un mapa detallado y en tres dimensiones del sistema dunar. Esta información se podrá cruzar con otros departamentos de la Universidad o vender a empresas interesadas, al igual que los cambios de temperatura del lago interior del archipiélago. «Nos sirve para tener muestras de su fauna y entender las variaciones que se puedan producir», apuntan los cuatro expertos.

Material

Entre sus manos, una cámara especial, un ordenador para trasladar coordenadas GPS al vehículo, muchas baterías para cargarlo, muchos maletines y un mando que deja boquiabiertos a los turistas curiosos que se acercan. No sin motivo la nave tiene una variedad de movimientos de alta precisión.

En la actualidad existen empresas privadas que realizan vídeos y otros productos comerciales pero con una maquinaria de menor potencia. Un ejemplo como el Aibot-X6 y los modelos que están en pruebas en Alemania podrían incluso llegar a desbancar a los satélites en cuanto a toma de imágenes.

El equipo, que el lunes estuvo todo el día realizando pruebas en la Universidad, espera continuar con pequeñas prácticas a lo largo del día de mañana y con una recogida de datos para el jueves y el viernes. Y es que sobrevolar el espacio aéreo ha sido complicado ya que eran necesarios muchos permisos para rondar por el cielo de Cíes y de la Universidad.

«El producto final de las imágenes será un mapa de casi cada centímetro con calidad máxima de la zona. Además, será en tres dimensiones», recuerdan los compañeros del equipo de la empresa Acre, cerca de Madrid.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Las Islas Cíes analizan sus dunas con un avión no tripulado