Caballero seguirá convocando asociaciones «para oír lo que quiero oír»

El alcalde se niega a reconocer como interlocutor a la federación de asociaciones de vecinos


Vigo

La federación vecinal acusó ayer a Caballero de «covardía e prepotencia» y de «non estar disposto a escoitar opinións diferentes á súa» por no convocar a su directiva para tratar asuntos de ciudad, concretamente para debatir sobre la ley del Área Metropolitana. Se referían al encuentro que mantuvo ayer con cinco asociaciones fieles a Caballero a las que reunió en la Alcaldía para hablar de este asunto, dejando de lado a una federación a la que tiene marginada.

El alcalde casi estuvo a punto hoy de darles la razón. Preguntando por los periodistas, afirmó que había recibido a estas cinco asociaciones «para oír lo que quiero oír..., la opinión de asociaciones de vecinos». Lo que no aclaró es que oiría si mantuviera un encuentro con los responsables de la federación.

Lo que parece evidente es que el alcalde no tiene la menor intención de reconocer la representatividad de un entidad que ha cometido un grave pecado: criticar de manera pública decisiones de su gobierno, concretamente la subida de las tasas e impuestos municipales en 2012 muy por encima de la inflación. Por ese motivo desde julio de 2011 les ignora y ha tratado de asfixiarles económicamente.

De poco ha servido hasta ahora el apoyo que la federación ha recibido de los dos grupos de la oposición. Gracias al BNG en los presupuestos se ha incluido una partida para el convenio con la federación, pero dicho convenio todavía no se ha firmado y por tanto no es firme.

Respecto al motivo por el que convocó a cinco asociaciones, todas ellas próximas a Caballero, ofreció como argumento «su enorme representatividad y su gran afiliación».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Caballero seguirá convocando asociaciones «para oír lo que quiero oír»