Tintín rodeado de santos

El clásico establecimiento al lado de la Colegiata cerrará para quedarse solo con el de Torrecedeira


vigo / La Voz

Al lado de la Colegiata hay una librería que no ha pasado nunca desapercibida. En sus escaparates convivían en armonía y sin problemas los santos, las velas, las carpetas, los bolis, los disfraces de templarios, las barras de incienso, los elfos, las hadas, las barajas de tarot y el merchandising de Tintín. Convivían, porque el local que durante más de medio siglo ocupó la librería Rafael R. Rodríguez está a punto de desaparecer de este emplazamiento, pero no de la ciudad. El otro local, en Torrecedeira, 8, que siempre funcionó paralelamente como almacén del negocio y abrió al público hace una década, será en el que sus continúe atendiendo allí a la clientela.

La señora de los santos

El nuevo no tiene la solera del antiguo, pero al menos no finaliza aquí su periplo de más de 67 años. Jesusa Teodora Asunción Fernández González, «aunque todo el mundo me conoce como Doña Susa, la señora de los santos», aclara, puso en pie esta empresa junto a su marido, Rafael R. Rodríguez, que falleció hace cuatro años. «Empezamos los dos recién casados. Nos decidimos por este sector porque él ya estaba trabajando antes en la famosa librería Tetilla, en Elduayen, y al casarnos, se independizó. Primero estuvimos en la calle Abeleira Menéndez y después ya nos fuimos a la calle Oliva, al lado de la Colegiata», recuerda y añade que en sus inicios se instalaron «en un pequeño local, librería-cerería que cogimos de traspaso y luego cogimos también el grande que estaba al lado. Son locales diferentes que se juntaron». A mediados de los años 40 y parte de los 50, era frecuente ver en Vigo a un pelotón de ciclistas que subían y bajaban las cuestas con un montón de paquetes en sus portaobjetos. Eran los chicos que hacían el reparto de pedidos por toda la ciudad. Doña Susa lo recuerda como una imagen preciosa, y además presume de que no eran contratados eventuales. «Pobrecitos, ¡madre mía!, llevaban hasta 20 archivadores detrás. Estaban todos fijos. Por aquel entonces teníamos muchísimo personal».

La cofundadora también explica que ellos fueron los primeros que comenzaron el suministro a oficinas en Vigo. «A Rafael le gustaba más tratar con las empresas y mi labor era la atención al público. Se supone que mi función era cobrar, pero al final hacía de todo menos eso. Yo siempre estuve al frente del negocio, 53 años trabajando aquí, hasta hace un año y pico», dice mientras mira a su hija, Montse, que junto con su hermana, Chus, son las que se encargan ahora de la empresa en la que también llevan ya muchos años años de aprendizaje tanto tras el mostrador como con todo lo que hay que hacer en un comercio. Chus sigue con lo que hacía su padre y Montse con lo que hacía su madre.

El alias de «la señora de los santos» le vino a Doña Susa por su afición a ellos. «Siempre me encantaron», afirma. Y continúan despachando imaginería y otros artículos religiosos. Lo de Tintín es mucho más reciente, pero la papelería se ha convertido en la única en Vigo que dispone de un amplísimo catálogo de productos que los herederos de Hergé gestionan con celo para evitar imitaciones de los productos de todo tipo -desde llaveros a muñecos de peluche- que generan los personajes del famoso álbum ilustrado que en su aventura El cangrejo de las pinzas de oro se menciona un naufragio frente a las costas de Vigo.

Desde 1944.

Torrecedeira, 8-10.

Tienen la exclusiva en Vigo del merchandising de Tintín. En los años 40 y 50 tenían 18 repartidores en bicicletas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Tintín rodeado de santos