El fútbol de mesa elige Vigo como capital gallega

La tradición del «subbuteo» se extiende poco a poco de la mano de un grupo de jóvenes que organizan el día 11 un torneo de esta afición de los 80


Vigo

Agilidad en las manos en lugar de en los pies. Esa es la clave de los que practican el fútbol de mesa, una parada intermedia entre los videojuegos y las chapas. Un grupo de vigueses han convertido la ciudad en capital del subbuteo, que es como se conoce esta modalidad deportiva. «El nombre viene de un pájaro porque el creador, el inglés Peter Adolf, era ornitólogo», apunta Santiago Rodríguez Escudero.

Su blog fue el pegamento de unión entre un grupo de aficionados en la ciudad que se acercó a las técnicas extendidas en Levante, donde este juego de los años 80 tiene mucho más tirón. Aunque sin duda la cuna actual es Italia, donde existe una liga con más de mil afiliados y donde se fabrican la mayoría de los muñecos y piezas que utilizan los aficionados.

Aquí en Galicia de momento Vigo es el máximo exponente. Aunque existe muy poca gente federada, la docena de seguidores que practican de forma habitual sobre una mesa con las figuras mantiene la actividad de forma constante. En tan solo cuatro meses han organizado ya tres torneos, el próximo el 11 de febrero.

En la mayoría de los casos, su pasión es doble: practican y coleccionan

«Es una forma de motivar a la gente y se palpa la tensión. Aquí lo hacemos entre amigos, pero a nivel nacional existe una asociación con un ránking de jugadores, de equipos, torneos habituales...», explican los implicados.

En la mayoría de los casos, su pasión es doble: practican y coleccionan. Para lo primero solo necesitan una mesa donde dar rienda suelta a sus partidos. Para los segundo hace falta suerte y también algo de dinero. En muchos casos, parte de las piezas permanecían guardadas de la época de los 80 y comienzos de los 90. Sobre todo de la época del Mundial de Fútbol en España, cuando los muñecos se repartían en las cajas de Cola Cao y el furor se extendía por los patios de los colegios.

Claro que desde entonces, como casi todo, han evolucionado. Las bases son planas y más fáciles de mover, en lugar de las cóncavas de antaño, además, las figuras se venden por separado. De hecho, si antes venían ya con su equipación y vinculados a un equipo, ahora se pueden personalizar pintándolos a mano. «También sabemos apreciar un partido de Fifa»

Aunque la ciudad es la capital, lo cierto es que sus aficionados intentan extender el subbuteo por el resto de Galicia. «A mi blog ya ha llegado gente interesada de Mondoñedo o Santiago. Además, yo intento promocionarlo por los concellos con charlas y demostraciones», recuerda Santiago Rodríguez, que recuerda la buena acogida que tuvo entre los escolares de Salceda de Caselas.

La visión de los demás no les preocupa. «Hay quien nos tila de frikis, por ser en plena época digital. También sabemos apreciar un partido de Fifa, pero si tengo que elegir entre los dos prefiero el subbuteo, porque se socializa más», apunta este vigués. Por si alguien se quiere sumar, solo hay que contactar con ellos a través del blog http://subbuteogalicia.blogspot.com/.

Votación
34 votos

El fútbol de mesa elige Vigo como capital gallega