El primer año de la ley antitabaco acaba con 41 vigueses multados

Las sanciones por fumar en establecimientos de hostelería o en empresas son de 30 euros


VIGO / LA VOZ

Fumar tiene precio: 30 euros. Es la multa que reciben los ciudadanos que consumen tabaco en cualquier establecimiento de hostelería, empresa, centro de salud o colegio. Así lo establece la nueva ley estatal del tabaco, que acaba de cumplir un año de vida. Lo saben mejor que nadie 41 vigueses, los primeros multados por la Consellería de Sanidade por echarse un pitillo en algún lugar prohibido.

La enorme mayoría fueron sorprendidos consumiendo tabaco en cafeterías o restaurantes, confirman fuentes sanitarias. Si a un fumador lo ve un policía o un guardia civil, lo denuncia ante la consellería, que tramita la sanción. La multa es de 30 euros porque se considera una infracción leve de la ley, siempre que sea de manera aislada. Si no, puede alcanzar los 600 euros.

Además de a los ciudadanos, la consellería puede multar a los empresarios. Los inspectores de Sanidade visitaron 93 establecimientos (ver gráfico) del área de Vigo -la delegación abarca los 14 municipios de la futura área metropolitana- y observaron que 48 no cumplían la ley. Es decir, o bien permitían fumar o bien no habían instalado el mecanismo de activación de la máquina expendedora de cajetillas. Las multas por esa infracción, considerada grave, son de 601 hasta 10.000 euros. Podrían darse infracciones muy graves en los lugares que hagan publicidad del tabaco, con sanciones de 10.001 a 600.000 euros.

En Sanidade están satisfechos con el grado de cumplimiento de la ley. «A norma está sendo moi ben aceptada polos cidadáns», asegura la jefa del servicio de Alertas Epidemiológicas de la Consellería de Sanidade en la provincia de Pontevedra, María José Faraldo.

La normativa que entró en vigor el 1 de enero del 2010 abría la puerta a que fueran los ciudadanos los que denunciasen. De los 291 casos que se inspeccionaron en la provincia de Pontevedra, en el primer semestre del año 69 vinieron a raíz de quejas ciudadanas, según datos de la consellería, mientras que en el segundo semestre fueron 26. «Había máis denuncias de particulares coa anterior normativa», asegura Faraldo.

La inspectora concluye que conforme ha ido avanzando el año, el grado de cumplimiento de la ley ha sido mayor, algo que tiene que ver con la concienciación social. Con la anterior ley se hicieron inspecciones informativos. En este caso, como en realidad es una modificación de aquella norma, Sanidade lo descartó. Sí hubo dudas al principio sobre si se podía fumar en terrazas semicubiertas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

El primer año de la ley antitabaco acaba con 41 vigueses multados