Arbo reclama la declaración de Bien de Interés Cultural para las pesquerías del Miño

la voz

La corporación de Arbo aprobó por unanimidad el pasado sábado, en el primer pleno del año, solicitar a la Consellería de Cultura que declare las pesquerías del Miño Bien de Interés Cultural en la categoría Bien de Interés Etnográfico. Según explica Xavier Simón, alcalde y autor de la propuesta, la importancia de dicha declaración se traducirá en muchos aspectos pero, sobre todo, le conferiría el máximo nivel de protección legal.

Como consecuencia del acuerdo se iniciará una campaña de recogida de apoyos entre el tejido social, cultural y económico no solo de Arbo, sino también de Crecente y As Neves. «Demandaremos sobre todo o apoio das súas respectivas corporacións e das asociacións de veciños, de organizacións ecoloxistas, asociacións de pescadores, culturales, adegas e comunidades de montes», explica Xavier Simón.

También anuncian la petición de informes y apoyos científicos de las tres universidades, así como de investigadores de reconocido prestigio de una y otra orilla del río. Todo ello se adjuntará a la documentación que acompañará al expediente de solicitud a la Xunta, y que en la actualidad cuenta ya con más de 1.000 folios entre artículos, tesis, informes, mapas, fotografías...

Dicha documentación empezó a reunirse en 1984, año en el que se inició por primera vez el proceso, hasta ahora sin el resultado esperado.

Recuerda el Concello de Arbo que visitar las pesquerías implica hacer un viaje en el tiempo, en concreto a la Edad Media. El retroceso llega hasta los siglos IX y X. «Trátase de auténticos monumentos etnográficos, que seguen en uso na actualidade, e que non experimentaron practicamente ninguna modificación no esencial dende hai un milenio», dicen.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Arbo reclama la declaración de Bien de Interés Cultural para las pesquerías del Miño