1 Carlos Navarro es una de las contadas apuestas seguras para los productores de series de televisión. Durante los últimos quince años ha dirigido algunas de las de más éxito, desde Al salir de clase hasta La que se avecina, pasando por Física y Química. Desde hace un mes está entregado a la nueva temporada de Los misterios de Laura, pero no ha dudado en aprovechar un respiro en el rodaje para acudir a la llamada de su amigo Fernando Jover e impartir una clase magistral en la Escuela de Cine.

Eran varios los alicientes que ofrecía la invitación. Para empezar, reencontrarse con el amigo, para seguir transmitir su experiencia a futuros profesionales del medio, y para rematar, tener la oportunidad de caminar al lado del mar. Esta vez no ha tenido tiempo de practicar la vela, una de sus pasiones, pero sí de recorrer los muelles. De hecho, la conversación se desarrolla mientras contempla (con envidia) los barcos atracados en el Náutico. Cuenta que el mar le atrapó irremisiblemente a los 12 años y que su asignatura pendiente es comprar un pequeño velero.

Le cuesta poco imaginarse a María Pujalte en su papel de Laura Lebrel -«me saco el sombrero ante la profesionalidad de esta mujer»- descubriendo uno de sus misterios entre cajas de pescado en O Berbés. «Me encantaría, pero los gastos de producción están tan aquilatados que no nos permiten movernos de Madrid y alrededores», afirma.

De ese corsé económico les habló también a los alumnos de la Escuela de Cine en su charla sobre El proceso creativo en la producción y dirección de series de ficción. Porque, según les explicó, es en el dinero y no en el talento -«de eso tenemos a raudales», dice-, donde radica la principal diferencia entre series españolas y americanas. Dijo también que el hecho de estar en una esquina del mapa, lejos de ser un hándicap, puede ser un plus para una escuela como la viguesa. Pues eso.

Medallas de oro

2Cien años llevan asentadas en Tui tres de las cuatro congregaciones de religiosas con casa abierta en la ciudad. El pleno en pleno (valga la redundancia) acordó que el trabajo social y educativo que a lo largo de este tiempo han realizado Doroteas, Franciscanas e Hijas de la Caridad se merecen la Medalla de Oro de la ciudad. La recibirán el sábado. Las Clarisas, asentadas hace 500 años, ya la tienen.

Hijo predilecto

3Pocos reconocimientos deben de resultar tan gratos como que el lugar en el que uno nació le nombre Hijo Predilecto. Es una emoción que Xosé Luís Franco Grande vivirá en directo el sábado en Tomiño. Estará arropado por personalidades del mundo de la cultura gallega (Méndez Ferrín, Ramón Villares, Beiras...) pero, sobre todo, por sus amigos y convecinos, verdaderos artífices de un regalo que, dicen, es su forma de agradecer lo presente que ha estado (y está) Tebra en la vida y la obra de Franco Grande.

Votación
1 votos

Carlos Navarro desentraña los misterios televisivos