La Xunta gasta 2,5 millones en seis meses para sellar diez vertederos

Una de las últimas 25 actuaciones sirvió para clausurar el basurero ilegal más grande del Val Miñor en Porto do Molle con una inversión superior al medio millón de euros


? La Administración gallega remató en los seis primeros meses de este año la clausura de diez vertederos municipales, con una inversión que rondó los 2,5 millones de euros. Una de esta actuaciones tuvo lugar en el Concello de Covelo mediante una aportación de la Xunta de 124.000 euros. Este proyecto permitió el sellado y regeneración del vertedero, convirtiendo la zona afectada en un espacio destinado al uso público. Los trabajos consistieron en cubrir la masa de residuos con una serie de capas destinadas a conducir los gases al exterior.

El sellado de esta decena de vertederos antes del pasado verano fue uno de los compromisos adquiridos por el departamento que dirige Agustín Hernández. Concretamente, entre los meses de enero y mayo, la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas terminó los trabajos de los vertidos de Pol, Paradela, O Páramo, Meira y A Fonsagrada (Lugo); A Mezquita, Sarreaus-Vilar de Barrio, Vilariño de Conso y A Gudiña (Ourense); y el mencionado vertedero de O Covelo (área metropolitana de Vigo).

En la actualidad tan solo quedan pendientes de clausurar un 1,5% de los vertederos, es decir un total de cuatro, de los cuales dos (Touro y Pedra Fita) están pendientes de adjudicar las obras, mientras que los de Nogais y Negueira de Muñiz ya están previstas.

Con los trabajos rematados antes del verano, desde el año 1998 hasta la actualidad, el Gobierno gallego lleva clausurado en Galicia 259 vertederos de residuos urbanos, lo que representa una inversión de 70,8 millones de euros. A estas actuaciones hay que añadir las cuatro últimas pendientes de inicio, con un desembolso económico a mayores de 800.000 euros.

En los dos últimos años la consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras estableció una programación de sellado de vertederos que la llevó a actuar en 25 de ellos, a los que destinó una inversión de casi 6 millones de euros.

Precisamente, una de esas actuaciones tuvo lugar en el vertedero ilegal más grande del Val Miñor. Este basurero incontrolado estaba ubicado en el suelo forestal de Porto do Molle, en el municipio de Nigrán. Pero ya ha pasado a la historia, tras el sellado definitivo. La obra había contando con una aportación de la Xunta de 553.252 euros.

Esta actuación sirvió para acabar con el principal foco de contaminación en Nigrán. Toneladas de restos de obra, basura, electrodomésticos y toda clase de desperdicios se agolpaban en esta área que tiene una superficie de 7.900 metros cuadrados. La falta de un punto limpio y de cualquier otra instalación donde depositar los residuos había degradado ese entorno ubicado muy cerca del instituto Val Miñor. Durante años ha sido el lugar de referencia para deshacerse de toda clase de desperdicios voluminosos para numerosas personas y empresas de toda el área de Vigo.

Sin embargo, con las actuaciones realizadas, se ha logrado que ese antiguo vertedero se haya convertido en zona verde para poder disfrutarla.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La Xunta gasta 2,5 millones en seis meses para sellar diez vertederos