«Estoy dispuesta a conducir autobuses con tal de lograr un puesto de trabajo»

xulio vázquez VIGO / LA VOZ

VIGO

25 nov 2011 . Actualizado a las 12:41 h.

Camina o revienta escribió El Lute. Pero él lo consiguió. Sin ser tan drásticos, la crisis también pone a prueba las capacidades humanas y a mucha gente la obliga a cambiar de oficio, para poder seguir adelante. Tal es el caso de la dominicana Albania García Vargas (37 años), quien participa en el proyecto Clara de integración social y laboral, que está llevando a cabo la concejalía de Igualdade del Concello de Vigo. «Estoy dispuesta a conducir autobuses con tal de lograr un puesto de trabajo», afirma.

-¿Lleva tiempo en el paro?

-No mucho. Estuve trabajando de camarera en un bar y de relaciones públicas para algunos pubs. Pero, en este momento, encontrar un empleo es muy complicado, por lo que decidí asistir a este curso para sacar el permiso D de conducir, lo que me faculta para manejar autobuses, además del CAP, que es un certificado de actitud pedagógica que otorga Fomento.

-¿Dónde le imparten el curso?

-Es en la autoescuela O? Se Alquila. También acuden doce mujeres más de diferentes países, incluidas españolas, quienes participan igualmente en este programa. Empezamos este mes y finalizará en febrero. Espero que todas aprobemos, porque las profesoras son excelentes.

-¿Le está resultado fácil?

-Mejor la teórica que la mecánica, porque yo tengo carné de conducir. Luego, cuando empiece con las prácticas, confío en no tener mayor dificultad.

-¿Sabría cambiarle una rueda a un autobús?

-Si es a mi vehículo, sin problema, siempre que pueda con el gato. Pero en el caso de un autobús llamaría al servicio de asistencia, porque es más práctico. Considero que lo importante es ponerle buena voluntad.

-¿No le seducen los camiones?

-Prefiero el autobús, porque de camionera no me veo. Aunque, antes de que mis hijos pasen hambre, también lo haría.

-¿Mejor por la ciudad o de una a otra?

-De elegir, me quedo con el Vitrasa y por las calles de Vigo.

-¿Cuándo llegó a Vigo?

-Llevo aquí media vida, porque llegué de Santo Domingo cuanto tenía 18 años.