La mujer asesinada en Lérida era gallega

Sabrina, natural de Crecente, se estaba separando de su pareja, que resultó herido grave en un accidente de tráfico cuando trataba de huir. Él es natural de A Cañiza.


Vigo

La que podría ser la última víctima de la violencia de género era gallega. Aunque llevaba varios años residiendo en Cataluña, la mujer que apareció muerta ayer en un domicilio de la localidad de Vielha (Lérida) era natural del municipio pontevedrés de Crecente. Su pareja, que fue detenido por los Mossos d'Esquadra como sospechoso del homicidio tras un accidente de tráfico, también era de origen gallego, del municipio vecino de A Cañiza. La comarca de A Paradanta vive con conmoción lo ocurrido a más de mil kilómetros de distancia. Buena parte de sus familiares viven en la zona y muchos vecinos conocían al matrimonio porque veraneaba todos los años en la zona y estuvo hace unos meses pasando unos días con la familia.

El cuerpo de Sabrina C.C., de 31 años, fue localizado ayer por la mañana en una vivienda de Vielha, domicilio en el que estaba viviendo su pareja desde que habían iniciado los trámites de separación. La víctima tenía signos de violencia y la principal hipótesis es que fue estrangulada de madrugada. Horas más tarde, la policía autonómica catalana arrestó al presunto homicida, Albino I.V., que colisionó con un camión en la localidad de Es Bórdes, cuando huía hacia Francia. Albino, de unos 50 años, ha sido trasladado a comisaría después de recibir durante la jornada de hoy el alta en el hospital en el que fue ingresado tras el accidente.

Familia en Crecente

La pareja, que llevaba casada desde el 2008, estuvieron en la casa de la familia de Sabrina en la parroquia de Albeos hace un par de meses. Allí reside la madre de Sabrina, que esta mañana ha asegurado a V Televisión que nunca le había gustado el «carácter» de Albino. «Ese home non me gusta», le insistió Rita en varias ocasiones a su hija durante los días que estuvieron en su casa.

La madre de la víctima ha confirmado también a V Televisión que la pareja estaba en trámites de separación y que la propia Sabrina le había dicho que había «soportado moitas cousas» y que estuvo a punto de caer en una depresión. De hecho, se llegó a plantear volver a Crecente con sus hijos, una niña de dos años y medio que tuvo con Albino y otros de 9 y 11 años de un matrimonio anterior. No lo hizo porque sus amigos le recomendaron que esperase porque tenía un puesto fijo en una empresa de distribución de productos de limpieza.

El Concello de Crecente ha decretado un día de luto y esta tarde se guardará un minuto de silencio. Por su parte, la corporación municipal de la localidad catalana ha celebrado hoy a mediodía un pleno extraordinario para condenar este caso de violencia de género y posteriormente, sobre las 12.15 horas, se han guardado dos minutos de silencio.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos

La mujer asesinada en Lérida era gallega