Dos incendios tiñen Vigo de gris

El fuego de Arbo amenazó dos núcleos de población en Cequeliños y Sande


arbo / la voz

Cielo azul y despejado a mediados de octubre. Solo nubla el extraño verano vigués una niebla gris que ayer se extendió por toda la costa. Humo de incendios. Pese a las fechas, la provincia registró ayer dos, en Dozón y Arbo. En este último caso las llamas se iniciaron en el municipio vecino de Crecente, en la parroquia de Albeos. Al producirse de noche, el incidente fue mucho más difícil de controlar, por lo que se extendió con rapidez por el monte hasta las parroquias de Cequeliños, Sande y San Juan, en Arbo. Pese a que la situación parecía controlada sobre las 3.00 horas de la madrugada, los fuertes vientos esparcieron el fuego y durante los trabajos de extinción las llamas llegaron cerca de las viviendas en el barrio de Cigarreira y en Sanme. Gracias a la rápida actuación del personal de emergencias, se evitaron los desalojos y daños personales. «La mayor parte de lo afectado es monte raso y arbolado. Es muy difícil de calcular la extesión», apuntó el teniente de alcalde, Luis Rodríguez. Pese a los esfuerzos, también resultó afectado parte de un viñedo.

En Dozón el fuego se inició el miércoles por la tarde y quedó controlado de madrugada tras calcinar más de 60 hectáreas, 15 de árboles y 45 rasas. En estas tareas participaron tres agentes forestales, 9 brigadas, una patrulla de vigilancia, 5 motobombas, dos palas, cuatro helicópteros y seis aviones.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Dos incendios tiñen Vigo de gris