Sopa electoral de nombres


A estas alturas en otras ocasiones ya se conocían los fichajes, descartes y agraviados de las listas electorales formadas para disputar la alcaldía de Vigo. Pero esta vez, los dos grandes andan con pies de plomo a la hora de descubrir sus cartas porque intuyen que el bastón de mando se decidirá por el canto de un duro. Pero a pesar de de ese mutismo, o precisamente por el, las cábalas electorales se han disparado para ir decantando las candidaturas, que en el caso del PSOE solo tendrán la autoría de Abel Caballero, y en la del PP de Corina Porro pero con la aquiescencia de Alberto Núñez Feijoo.

La aspirante popular tendrá que hacer descartes entre los nombres que tiene encima de la mesa y encajar los que le pueda sugerir el líder del PP. En ese último caso estaría por ejemplo la profesora de Ciencias Jurídicas y casi inédita portavoz del PP vigués, María José Bravo. También encajaría en el mismo capítulo de peticiones, Lucía Molares, aunque la delegada de la Xunta en Vigo podría aprovechar la vacante que va a dejar Porro en el Puerto para ser la nueva presidenta de la Autoridad Portuaria. En ese baile de puestos entraría, según se apuntaba esta semana en corrillos del Parlamento, el ex alcalde Manuel Pérez, para convertirse en el nuevo delegado de la Administración autonómica, tras ser recuperado para la causa popular viguesa por expresa orden de Feijoo y cumplimiento del recado por Chema Figueroa.

En los puestos de cabeza de la lista popular, además de López Chaves, podría tener su espacio un fichaje de relumbrón mediático-deportivo como tanto gusta al PP y que tiene ejemplos inmediatos como el de David Cal en Pontevedra. Aunque aún hay ciertos reparos, ese papel podría jugarlo en la candidatura de Vigo el ex futbolista celeste Gustavo López. El argentino fue uno de los primeros en sumarse con un saludo a la web electoral de Porro, además de contar con un campus de fútbol para niños en la Diputación.

Alguno de los integrantes del actual equipo de la aspirante popular en el puerto podría tener también encaje en su lista, en la que habrá amplia renovación.

Con menos tirón popular que Gustavo, pero con la misma identificación céltica, podría entrar en la corporación de manos de su amigo Abel el dentista y ex vicepresidente del Celta Francisco Hernández Vallejo. Sus ideas de extremo-viguismo encajan a la perfección con las que ha ido acuñando el alcalde, pero sin embargo no cuenta con demasiado aprecio entre la militancia del PSOE, al que no pertenece.

Entradas posibles como la suya, están poniendo nerviosos a concejales que creen que pueden perder opciones de repetir. Por eso, esta semana se pudo oír en el Concello a la responsable de las humanizaciones, Isaura Abelairas, decir que sus opciones de volver a estar en la candidatura son más altas por lo que sabe y calla que por lo que ha hecho en los últimos años. Pero sin embargo, la inclusión de nombres como el del jefe de gabinete de la alcaldía, David Regades, la sindicalista Elena Rodríguez Giráldez, la consejera de la caja Ángeles Marra u otros con los que se especula como Carmen Avendaño, el profesor Jaime Aneiros, el ex comunista Luis Estévez, además de Carmela Silva, Elena Espinosa y una recuperada a última hora Chus Lago, no dejan sitio para todos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Sopa electoral de nombres