Un fallo deja sin ordenador a todos los centros de saludEl Sergas asegura que el ministerio solo tiene una duda legal sobre el catálogo

Una avería informática en el servidor impidió el uso de los equipos de las consultas médicas durante más de una hora


santiago / la voz

Como en los viejos tiempos, apuntando en un papel síntomas, diagnóstico, tratamiento y medicamentos a recetar. Los centros de salud gallegos subsanaron lo mejor que pudieron los cortes informáticos que sufrieron ayer los ordenadores de las consultas, y que los dejó inoperativos durante más de hora.

El Servizo Galego de Saúde informó a última hora de la mañana de ayer de que el problema afectó al sistema Ianus que utiliza la Consellería de Sanidade para desarrollar la historia clínica electrónica, con cortes intermitentes de reprogramación causados por una actualización de la base del servidor.

La incidencia duró, según la Administración sanitaria, unos 45 minutos que no afectaron, además, ni al programa de cita previa -es decir, siguieron concertándose consultas-, ni a la dispensación farmacéutica en las oficinas de farmacia.

Desde los centros de salud discrepan en el tiempo que no pudieron utilizar los equipos informáticos. En el Nóvoa Santos, en la capital ourensana, aseguraron que las dos primeras horas de consulta, de nueve a once de la mañana, estuvieron inoperativos, mientras que en otros ambulatorios redujeron a una hora y media la incidencia.

Eso sí, los profesionales, en la mayoría de los casos, se lo tomaron con tranquilidad. El coordinador del centro de salud de Vite, en Santiago, aseguró que no se dejó a ningún paciente sin atender. «Hay que seguir prestando la asistencia, no le vas a decir a un paciente que como no funciona el ordenador que se vaya a casa», apuntó. ¿La solución? La de antes, el lápiz y papel. «Apuntamos todo a mano y a partir de ahora -la una de la tarde de ayer- comenzaremos a introducir todos los datos y la prescripción en los equipos», indicó el coordinador del centro de salud compostelano. En las ventanillas de atención al usuario, sin embargo, no hubo incidencias y los pacientes pudieron pedir cita con total normalidad.

El proyecto Ianus permite integrar en un único sistema informático el historial clínico de cada paciente, independientemente del hospital, centro de salud o lugar donde resida. Además, el sistema garantiza el control de acceso a estos historiales y la confidencialidad de los datos de los pacientes.

Fallos con la tecnología

Las nuevas tecnologías tienen pocas desventajas, pero una de ellas es que un fallo puede dejar sin servicio a miles de usuarios. En abril del año pasado un problema en la red del Sergas afectó a todos los servicios informáticos, lo que impidió consultar historias clínicas, prescribir fármacos mediante la receta electrónica o solicitar citas a través de Internet.

Un mes antes fueron las farmacias las que quedaron inoperativas durante un par de horas debido a una actualización informática del Sergas.

Los profesionales realizaron tareas de asistencia y anotaron en papel las incidencias

El pasado 19 de enero los servicios jurídicos del Ministerio de Sanidad y la Xunta se reunieron para debatir los puntos de fricción que existen sobre la legalidad del catálogo de fármacos que implantó la comunidad autónoma desde el pasado 3 de enero.

Según la Administración gallega, la única duda legal de Madrid es la garantía de que si fuese necesario «el Sergas podría financiar cualquiera de las especialidades farmacéuticas incluidas en el nomenclátor nacional, de acuerdo a un procedimiento reglado». La Xunta ha enviado una carta a la ministra de Sanidad, Leire Pajín, en la que asegura que esta duda está recogida explícitamente en la ley, en concreto en el apartado 3 del artículo 4, que recoge que la comisión autonómica de farmacia y terapéutica establecerá el mecanismo para la propuesta de autorización de excepciones que, por necesidades terapéuticas, «permitan la prescripción de medicamentos inicialmente no incluidos en el catálogo».

La Xunta también reclama al ministerio que los precios de referencia entren en vigor inmediatamente después de que caduque la patente de los fármacos y se eliminen períodos de convivencia; que la autorización de un nuevo medicamento esté acompañada de un estudio sobre coste y efectividad , que el precio se fije en función de este criterio, y que todas las decisiones se aprueben el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Desde el ministerio recuerdan que han trasladado a Galicia los problemas que plantea el catálogo, por lo que esperan la respuesta de la Xunta.

Recurso de las farmacias

Aunque en un primer momento se mostraron reticentes, los colegios farmacéuticos de Galicia han decidido finalmente interponer un recurso en el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia contra el catálogo priorizador de fármacos. La publicación el pasado 20 de enero de un Real Decreto sobre órdenes de dispensación ha provocado aún más inseguridad jurídica para las oficinas de farmacia, por lo que debido a esta situación de incertidumbre legal los colegios iniciarán en los próximos días los trámites necesarios para realizar el recurso.

Los colegios, además, no han obtenido respuesta de la Xunta sobre qué hacer con las recetas de los ciudadanos que proceden de otras comunidades, así como las de Muface, Isfas o con los medicamentos de homologación.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un fallo deja sin ordenador a todos los centros de saludEl Sergas asegura que el ministerio solo tiene una duda legal sobre el catálogo