Paralizado el derribo de los apartoteles de Samil cuatro días antes de su desalojo

David Suárez Alonso
D. Suárez VIGO

VIGO

Los afectados han recurrido ante el Supremo y la demolición se suspende hasta que el expediente se resuelva.

25 ene 2011 . Actualizado a las 21:11 h.

El Tibunal Superior de Xustiza ha decidido aplazar el derribo de los apartoteles de Samil hasta que se resuelva el recurso de casación presentado por los afectados ante el Supremo. El auto judicial, en el que los propietarios tenían puestas todas sus esperanzas, ha sido notificado a las partes a última hora de esta mañana, según ha confirmado el presidente de la comunidad de vecinos del inmueble, Juan Ignacio Lapedraza.

La resolución judicial deja en suspenso el derribo del edificio, justo cuatro días antes del plazo fijado por el Concello de Vigo para cortar el suministro y comenzar a desalojar a los vecinos. El auto reconoce, como defendían los afectados, que no tiene sentido que estando pendiente la resolución del recurso de suplica presentado por los propietarios se ejecute el derribo.

Los vecinos ya habían mostrado su confianza en que a lo largo de la jornada de hoy hubiese novedases. El presidente de la comunidad y el abogado de los afectados no quisieron hacer declaraciones a la salida de la reunión que mantuvieron esta mañana con el concejal de Urbanismo y se limitaron a decir que el encuentro fue «positivo» y que esperaban novedades que podrían confirmarse en las próximas horas. Y las noticias han llegado, en forma de auto judicial que paraliza el derribo y que les da más tiempo para continuar con los trámites de legalización del inmueble. Para ello, el edificio debería funcionar como apartamentos turísticos y los dueños de los apartamentos no podrían usarlo como vivienda habitual.

Aprovecharon el encuentro con el edil para entregarle nueva documentación para tratar de legalizar el inmueble, entre la que figuran los contratos en los que diez propietarios ceden los derechos de gestión de sus inmuebles a la sociedad creada para gestionar los apartamentos turísticos. En una rueda de prensa posterior, el concejal de Urbanismo, José Mariño, ha explicado que aún quedan otros cinco o diez propietarios que no han firmado el contrato con esta sociedad. Además, el edil ha insistido en que se deben cumplir los seis requisitos establecidos por los técnicos municipales, entre los que figuran el cambio de la división horizontal del inmueble.