Xuxo Vázquez, el escultor que sigue sin ser profeta en Vigo


Si hemos de hacer caso a Francisco Pablos, esa sería una de las preguntas con las que seguro respondería un alto porcentaje de vigueses en una hipotética encuesta sobre Xuxo Vázquez. Lo curioso (para variar) es que no ocurriría lo mismo si la encuesta se hiciera en Pekín, Dubái, Urumqi-Xiujiang, Lisboa o A Coruña, ciudades en las que el escultor tiene más predicamento (amén de más obra) que en Vigo, que es la suya. Se cumple pues con Xuxo la norma sobre ser profeta en tierra ajena.

Puede contemplarse estos días una exposición del artista en el Club Financiero. Muestra un puñado de esculturas pero, sobre todo, una selección de proyectos y maquetas de piezas tan singulares como la que realizó para la villa olímpica de Pekín (Muralla abierta), para el museo al aire libre del parque O Donnell de Alcalá (Estela) o la impresionante columna de mármol (Fiel) de los Juzgados de A Coruña, edificio que diseñó uno de sus mejores amigos, Xosé Bar, y aún mejor arquitecto.

El acto de apertura de la muestra del pasado jueves dejó clara una cosa: era muy esperada por los que sí saben que el equipo en el que juega Xuxo Vázquez es el del arte con mayúsculas. Difícil de definir, según Pablos, nunca está conforme con lo que hace. «Cada una de sus obras es como un parto», aseguró.

Los asistentes (tantos, que resultaba complicado moverse por la sala) aplaudieron de forma espontánea cuando recordó el presentador que, al margen del busto de bronce de Laxeiro en la entrada de la Casa das Artes, la única obra pública de Xuxo Vázquez era Unidad abierta, pieza que un buen día desapareció del lugar que ocupaba en la rotonda de Balaídos sin mediar explicación. «Esperemos que sea verdad que la retiraron para restaurarla y que no sea uno de tantos caprichos políticos». (Más aplausos).

Explicó el artista en su turno de palabra que había sido Fino Lorenzo el que, durante una visita a su taller, le insistió en que tenía que mostrar sus maquetas. «Rumié la idea y pensé que tal vez tenía razón, que así mi ciudad podría conocer un poco mejor mi obra». No hay otra forma de meter en una sala piezas del tamaño de rascacielos. Y es que Xuxo Vázquez lleva mucho tiempo entregado a la obra pública. Dice que los museos están bien, pero que lo que no puede ser es que las calles estén huérfanas de arte, lo cual no implica que haya renunciado a hacer cosas más íntimas.

Algunos de los que no se perdieron el desembarco vigués de Xuxo fueron Román Pereiro, Armando Guerra, Macamen Bar, Elena Larriba (la única concejala que asiste habitualmente a actividades culturales aunque sepa que no habrá fotógrafos), Jesús Antelo, José María Barreiro, Antón Pulido, Antonio Chaves, Santiago Montes, Pedro Solveira, Alicia Garrido (una de las mayores expertas en la obra de Bar Bóo) y, por supuesto el anfitrión, Jaime Borrás. Dijo éste que aunque no sabe nada de arte, si sabe que hay dos tipos de artistas, los que se limitan a cumplir con el oficio y los que hacen de ello un modo de vida. «Xuxo es de estos últimos», sentenció. Pues eso.

Los tres escritores se dieron ayer un baño de afecto por las calles del barrio ante la mirada curiosa de los viandantes. A lo largo del recorrido regalaron pinceladas de su obra respectiva. Tan divertido guiño literario (en forma de teatralización) se inscribe en el programa del Día das Letras Galegas.

Martín Códax eligió el Puerto. Ningún escenario mejor para cantar sus Ondas do mar de Vigo. Rosalía se decantó por la plaza de la Colegiata para el Negra sombra, en tanto Cunqueiro optó por picar literariamente aquí y allá, sin olvidar sus obras culinarias. Fruto de esa pasión suya por la buena mesa iba bien pertrechado de queso, chorizo y vino, que compartió con cuantos se cruzaba en su camino. Santi Domínguez y Eudosio Álvarez fueron dos de los que hicieron la ruta al completo. Fiesta de Santa Juana de Lestonnac. Fue ayer, pero no será hasta el martes cuando la celebren las antiguas alumnas de la Compañía de María, cuya orden fundó. Es otra María, en este caso una antigua alumna la que, por vía interpuesta, me pide que recuerde que el 18 a las 19 están convocadas a recordar experiencias entre pinchito y pinchito. Será en el propio colegio (Ecuador, 35) después de la misa. Convocadas quedan.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Xuxo Vázquez, el escultor que sigue sin ser profeta en Vigo