«Nada se equipara a la fotografía, es mágica»

Esta viguesa autodidacta ha convertido la cámara en algo más que una afición


Desde pequeña ha estado pegada a una cámara. A Deborah Hervás, de 26 años, siempre le ha gustado la fotografía pero en los últimos tres años su cámara réflex se ha convertido en algo más que una afición. Hace campañas publicitarias, fotografía de moda, bodas y books para modelos. Con cada trabajo ha ido aprendiendo pero sobre todo se ha ido enganchando más.

Deborah hace fotografías para su propio disfrute y como medio de expresión. A parte de lo que ha hecho por encargo, tiene una colección personal en la que juega con la técnica y con el mensaje. La ironía forma parte de su lenguaje y le gusta la dureza que da el blanco y negro a sus imágenes, con una estética muy underground. «No hay nada equiparable que represente en tan solo un segundo, un instante tan especial o impactante, la fotografía es mágica», apunta Deborah, que puede presumir de ser autodidacta. «Las ganas de querer aprender más y ver los detalles en los que has invertido horas es optimismo, una pequeña obsesión que ayuda a emprender cada día un poquito más». Aprendió muchas cosas gracias a tutoriales de Internet y su última afición son los timelapses, piezas audiovisuales que elabora a partir de fotografías que edita para simular el efecto de imagen acelerada.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

«Nada se equipara a la fotografía, es mágica»