El presidente del Pilotes ve a su equipo por el calendario en la UVI

V. L.

VIGO

01 mar 2010 . Actualizado a las 11:39 h.

El Pilotes Posada volvió a entrar en la pasada jornada en puestos de descenso. Su derrota en Alcobendas, unida a la victoria del Lábaro Toledo, llevó a los académicos a verse otra vez inmerso en las posiciones de quema.

Su presidente Javier Rodríguez considera que puede verse la situación desde dos puntos de vista. Por un lado el optimista sería «el de que estamos a un solo punto de la salvación» pero en el pesimista se queda con que «analizando fríamente el calendario va a ser muy difícil que nos salvemos. Necesitamos 18 puntos y visto así, estamos en la UVI».

El dirigente regresaba anoche aún de Madrid donde vio perder a su equipo ofreciendo una mala imagen en los últimos minutos de partido. «Nada hacía presagiar lo que sucedió. Ellos parecían estar muy nerviosos pero no lo aprovechamos. La lesión de Yeray Lamariano también nos mermó en un día en el que nada salió bien. Es una lástima porque esta era una jornada trascendental para nosotros y hemos perdido la oportunidad».

La visita de Ciudad Real

Este miércoles a partir de las 20.45 horas, el Pilotes Posada recibe en As Travesas al Ciudad Real. Este encuentro parece de los que se pueden contar a priori como imposibles para los vigueses. Los manchegos llevan 45 partidos consecutivos invictos. Su última derrota se produjo el 23 de septiembre del 2008 cuando cayeron por 28-26 ante el Arrate en su visita al pabellón de Ipurúa en Éibar.

Esta temporada Ciudad Real no ha perdido ningún partido y va camino de lograr su cuarta Liga consecutiva ya que aventaja en cinco puntos al Barcelona. Sus registros podrían llegar a batir o al menos igualar a aquel Barcelona de Urdangarín y Ricard Masip que fue capaz de ganar cinco Ligas seguidas. Si termina este año invicto, sería la primera vez que esto sucede en la historia del balonmano español.