Un edil del BNG de Gondomar defiende su vivienda en una encerrona al alcalde

VIGO

El secretario personal del regidor había pedido una investigación como respuesta a las críticas del edil nacionalista

29 oct 2009 . Actualizado a las 11:57 h.

Concejales y responsables del BNG de Gondomar irrumpieron ayer en el despacho del alcalde para mostrar al alcalde, Martín Urgal, la documentación que certifica que la vivienda del nacionalista Pauliño del Río cumple con todos los requisitos legales. Esta reacción obedece al escrito que presentó la semana pasada por registro municipal el secretario personal del alcalde en el cual solicitaba al gobierno que investigara la vivienda que este edil tiene en Peitieiros, como respuesta a su actitud crítica en los plenos.

Pauliño del Río aportó documentos como la solicitud de la licencia que formalizó en el año 89, el certificado de su concesión al año siguiente firmada por el entonces secretario Manuel Núñez Sestelo, recortes de prensa del período de exposición pública o copia del acta de la comisión de gobierno informando favorablemente de dicha licencia.

El portavoz nacionalista exigió al alcalde unas disculpas públicas por haberle tratado como un presunto infractor cuando en realidad tiene todos los papeles en regla. Afirmó que no es la primera vez que un gobierno del PP le investiga, puesto que también lo hizo estando Carlos Silva en la alcaldía.

«Espero con esto ter contribuido sobre todo a tranquilidade dun secretario particular que non actúa en nome propio e dou por feito que o resto dos concelleiros fagan o mesmo», manifestó Pauliño del Río, arropado por el resto de los miembros de su grupo municipal, con Antonio Araúxo a la cabeza, así como por el responsable local del BNG, Xosé Manuel Valverde. Este portavoz afirmó que estos «intentos de calumnia» no impedirán que siga fiscalizando y controlando al gobierno.