La «batalla campal» mantenida entre la policía y los trabajadores se salda con veinte heridos

Durante tres horas y media la ciudad de Vigo estuvo sitiada por los duros enfrentamientos registrados entre huelguistas y antidisturbios. Entre los heridos se encuentran también periodistas y viandantes.


Vigo

Más de una veintena de personas resultaron heridas hoy durante la «batalla campal» mantenida, en distintos puntos de Vigo, entre trabajadores del metal y los antidisturbios del Cuerpo Nacional de Policía. A los huelguistas y agentes heridos se suman, también, periodistas y viandantes. Durante tres horas y media la ciudad de Vigo estuvo sitiada por los duros enfrentamientos registrados entre huelguistas y antidisturbios, que fueron seguidos con expectación e incredulidad por los ciudadanos en general, que tuvieron que sortear, tanto los objetos lanzados por los trabajadores como las pelotas de goma de disparaban los policías.

Desde primera hora de la mañana los enfrentamientos entre los trabajadores del metal y la policía han convertido la ciudad de Vigo en un campo de batalla. Los trabajadores se han dispersado en grupos y han provocado incidentes en varias zonas de la ciudad, aunque de nuevo los principiales enfrentamientos se están concentrando en la zona de Bouzas.

Uno de los primeros incidentes se registró en pleno centro, en la Porta do Sol. Los huelguistas procedentes de los astilleros de Teis se unieron en este punto a otros grupos de trabajadores; aprovechando que esta zona esta temporalmente cortada al tráfico de coches por obras, montaron una barrera con las vallas y tubos de obras. Una decena de autobuses y taxis (únicos vehículos que están autorizados a pasar por esta zona durante las obras) quedaron bloqueados durante más de una hora. Además, los trabajadores prendieron fuego a varios contenedores en el centro de la calzada provocando daños en otro mobiliario urbano y en algunas de las motos aparcadas.

Se atrincheraron en barricadas y en el pleno centro de Vigo volvieron a volar piedras y bolas de goma. Los obreros que trabajaban en la peatonalización de la zona y los peatones fueron alertados por los trabajadores del metal de que abandonasen la zona porque los policías iban a cargar, aunque finalmente se dispersó la protesta sin un enfrentamiento cuerpo a cuerpo de policías y huelguistas.

En la zona del puerto, los incidentes se registraron cuando grupos de trabajadores intentaban entrar en la Estación Marítima de Vigo para acceder a un trasatlántico, el «Independence of the seas», momento en que la Policía comenzó a disparar pelotas de goma. A continuación, los huelguistas comenzaron a retirarse de la zona, en la que un contenedor apareció quemado, mientras la Policía intentaba que se dispersasen. Practicamente al mismo tiempo, un grupo de trabajadores intentó ocupar el Concello de Vigo, aunque las fuerzas de seguridad lo impidieron. Aún así, los trabajadores lanzaron objetos contra las ventanas de la sede municipal y la policía tuvo que prohibir el acceso en toda la zona.

Aún así, la peor parte comenzó sobre las once en Bouzas. En el entorno del astillero Barreras comenzaron los enfrentamientos más graves. Desde los puntos altos de la ciudad se observaba una enorme columna de humo provocada por las barricadas montadas por los trabajadores que de nuevo se han enfrentado a los antidisturbios lanzando piedras y tornillos. Esta vez la batalla campal fue incluso más violenta, ya que lanzaron bombas de palenque, cócteles molotov y petardos llenos de tuercas.

Los peatones y coches no podían acceder a las calles Beiramar, Torrecedeira, Coruña y Tomás Alonso ya que las fuerzas de seguridad establecieron un perímetro de seguridad para evitar que los ciudadanos quedasen atrapados en los enfrentamientos con los huelguistas.

Los antidisturbios del Cuerpo Nacional de Policía intentaron desalojar con pelotas de goma la concentración pero finalmente se retiraron y la situación se tranquilizó en el astillero. Los trabajadores se han reunido en asamblea para valorar la jornada de hoy y analizar cómo actuar en los paros convocados para la próxima semana.

Dos cámaras heridos

Dos reporteros de Telecinco, han resultado heridos. Uno de ellos es Roberto Castro, quien fue alcanzado mientras realizaba su labor informativa durante los enfrentamientos que se desarrollaron en la zona del astillero Barreras entre los trabajadores en huelga del metal y agentes antidisturbios de la Policía Nacional. El cámara recibió el impacto de una bomba de palenque que le explotó en el muslo derecho cuando grababa la batalla campal entre trabajadores del metal y policías.

El cámara ha confirmado a La Voz que permanecerá al menos 48 horas en observación ya que las quemaduras graves aunque superficiales le afectaron a la zona de la ingle. Otro informador de Telecinco tuvo que ser atendido, también, en el mismo hospital por un fuerte dolor de oídos, provocado por la explosión de un petardo. Los primeros balances también hablaban de que tres policías resultaron heridos leves y varios trabajadores, entre ellos un líder del sindicato CIG que requirió atención médica por una brecha en la cabeza provocada por una de las pelotas de goma.

La Policía Nacional ha confirmado a La Voz de Galicia que esta mañana se encontraban en Vigo todos los agentes antidisturbios de Galicia, unos 200, a los que se le sumaron refuerzos llegados desde otros puntos de España. En total, hablan de uno trescientos agentes.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
36 votos

La «batalla campal» mantenida entre la policía y los trabajadores se salda con veinte heridos