La gripe A obliga al club de billar Nevada de Tui a quedarse en casa

S. Antón redac.vigo@lavoz.es

Al menos, por la selección española de billar. Los deportistas del club Nevada de Tui, que iban a representar a España en el mundial, no han viajado a México pero tampoco lo harán a Las Vegas. Al menos de momento. Tendrán que esperar otro año para cumplir su sueño y el de muchos gallegos. Se truncó ayer, con una llamada en la que la Federación les confirmó que la selección se daba de baja del campeonato por la fiebre A.

La noticia cayó como un jarro de agua fría en el equipo, que durante los últimos meses ha acumulado cientos de horas extra de entrenamientos y tenían ya las maletas cargadas de una buena dosis de de entusiasmo para pelear por un primer título para Galicia.

No les ha quedado más remedio que encajar la decisión con deportividad, aunque a primera hora de la mañana aún todo se veía gris. «Ha sido un palo tremendo, salíamos el día 20, estamos desmoralizados», explicaba Resti Sánchez. Horas antes había sido él el que telefoneó al delegado nacional para perfilar los últimos detalles del viaje. La llamada fue más corta de lo previsto porque no había réplica posible. «El delegado me explicó que la selección se daba de baja por la gripe, que lo primero era nuestra salud y que en Las Vegas había un riesgo alto de contagio porque había muchos mexicanos». Resti fue el encargado de trasladar el mensaje a sus compañeros, Luis Fontán y Clemente González. El desánimo es patente, «porque llevábamos meses preparándonos tanto física como emocionalmente».

Pero no solo ellos se quedarán en casa, aunque eran (y serán) los únicos y primeros gallegos en representar como equipo a España. La cuarentena afecta a otros diez deportistas que ganaron las distintas pruebas individuales. La oleada de bajas también podría acabar en epidemia y poner en peligro el mundial.

Son solo comentarios oficiosos porque, de hecho, ni los propios deportistas gallegos habían recibido ayer a media mañana la notificación de la selección española por la que se anula la participación. Habrá que esperar para saber como evolucionan los demás países porque, a la vista de los acontecimientos, no sería de extrañar que, por una vez, no se la jugaran ni en Las Vegas.

Lo que sí saben de antemano los representantes españoles de Tui es que su pasaporte no caduca. La selección les ha confirmado que serán ellos los que acudan a la próxima convocatoria el año que viene. «Tendrán que llevar doble representación», apuntaba Resti, ya que, hasta entonces, aún queda por delante un nuevo campeonato nacional. Claro que bien podría repetirse la quiniela y revalidar el pódium para Galicia. «Es un deporte mental, matemático y de estrategia», aseguraban cuando ganaron en Calve. Habilidades que ya han demostrado sobre el tapete y que ahora toca aplicar para llegar a las Vegas 2010 con la misma salud.

Entre Ventanas, Tribus y otras obligaciones laborales, este polifacético profesional va haciendo huecos (como manda la santa promoción) para presentar en sociedad su último libro Y de repente fue ayer. Pues eso, que fue ayer cuando le tocó hacer parada y fonda en Vigo, en concreto en El Corte Inglés, para firmar ejemplares a diestro y siniestro.

Por si se preguntan de dónde saca este chico el tiempo para escribir con el agite de vida que lleva, la respuesta es del sueño. «Todo es cuestión de agenda», me contó hace un año en una entrevista. Tiene cada jornada diseñada al milímetro, hasta el punto de aprovechar los que para otros serían tiempos muertos.

Boris Izaguirre sitúa en Cuba esta nueva incursión literaria, que habla de la historia de dos amigos que optan por revoluciones diferentes. Uno elige la política, mientras el otro opta por zambullirse en la telenovela, género que tan bien conoce el propio Boris. De hecho, fue una de sus telenovelas la que propició su primer viaje a España. Y se quedó.

Otro que ha abandonado la corte por unos días es Sancho Gracia, que ha regresado a los escenarios teatrales de la mano de La cena de los generales. La obra se representará el próximo domingo en el Centro Cultural Caixanova, pero el actor se ha anticipado y ya está disfrutando de los placeres del Balneario de Mondariz, su segunda casa. Y es que aunque tiene vivienda propia en Pías, prefiere alojarse en el hotel, sobre todo si dispone de pocos días. El amor es correspondido, ya que el alcalde del diminuto municipio, José Antonio Lorenzo, siempre está presto para premiar, homenajear y demás «ar» a su amigo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

La gripe A obliga al club de billar Nevada de Tui a quedarse en casa